Podrás tener seis fichas de una, incluyendo el doble, con el que en la salida te apuntan 25. Podrás sumar 25 más con un pase corrido, y ganar otros 25 con una capicúa en la primera mano. Es más, podrás llegar a apenas a un punto para la zapatera…Y, con todo y eso, puedes perder el juego con un par de mañas y un sorpresivo tranque del contrario. Porque, como tú mismo has dicho un millón de veces, en el dominó es imposible ganar frente a dos enemigos y un traidor