De interés general: la Suprema Corte de Justicia queda exactamente donde empieza la avenida Enrique Jiménez de Moya, en el Centro de los Héroes, casi llegando al Malecón, a tres cuadras de la Independencia, frente a la “Bolita del Mundo” y el Congreso Nacional (¡Qué paradoja: por donde trabajan las prostitutas más baratas!). Se llega fácilmente desde cualquier lugar del país. Esta mañana, cuando está en agenda el juicio contra Félix Bautista, numerosos grupos de la sociedad civil comenzarán allí una lucha (¡Por fin, todos juntos!) contra la corrupción y la impunidad. En pocas palabras: para que intentemos ser país