No importa quién lo escribió, lo que importa es que nuestro mundo está lleno de pequeñas cosas que lo transforman y lo hacen vivible, Dios.

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

Unas pequeñas piedras, pueden construir grandes montaña.

Unos pequeños pasos pueden cubrir muchas millas.

Un pequeño abrazo puede secar una cantidad de lágrimas.

Pequeños gestos de amor pueden hacer al mundo sonreír.

Una pequeña palabra, amor, nos llena de felicidad.

Una oración, puede obtener un milagro del Señor.

Una sonrisa, puede transformar el mundo.

Solo las pequeñas cosas transforman el mundo.

Son las pequeñas cosas las que construyen nuestro gran mundo.

De pequeñas cosa está nuestro mundo lleno.

No importa quién lo escribió, lo que importa es que nuestro mundo está lleno de pequeñas cosas que lo transforman y lo hacen vivible, Dios.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.