La verdad que quienes lucen “cogíos” se desgañitan deslegitimando las primarias con rabietas típicas de perdidosos. Los “ganaos” no fabulan tanto.

Aparte de lo que digan unas u otras encuestas, la actitud de los contendientes en cualquier elección indica mucho sobre su ánimo y real situación. Hace más de una semana advertí que los leonelistas habían pedido a la JCE posponer las primarias. Al ni siquiera considerarse esa extemporánea y absurda solicitud, comenzaron a sembrar dudas sobre la idoneidad de la autoridad electoral.

Ahora, aunque el expresidente Fernández ha sido un paladín de la modernidad digital, montan una patética pataleta exigiendo un conteo manual del total de votos electrónicos, un monumental disparate cuyo propósito es alegar trampa cuando Gonzalo gane. A esa malacrianza se suma además una descabellada denuncia de que alguien trajo “hackers rusos” para truquear el cómputo. ¿Cuántos cuentos más inventarán? ¡Ah, Chucky fantasioso!

Un amigo apolítico sin partido me dice: “No entiendo nada. Los ‘ganaos’ piden cómputo con lápiz y los ‘perdíos’ quieren un pacto para respetar resultados”. La verdad que quienes lucen “cogíos” se desgañitan deslegitimando las primarias con rabietas típicas de perdidosos. Los “ganaos” no fabulan tanto.