Víctor Bautista entiende que República Dominicana es un país sobre regulado, donde hay leyes para todo y “cada vez creamos nuevos marcos legales”.

La sociedad evoluciona, impone nuevas prácticas y demanda regulaciones actualizadas, pero a veces es innecesario crear nuevas leyes porque resulta más práctico y efectivo reformar las que ya existen, sostiene Víctor Bautista, periodista especializado en Economía y Finanzas.

Bautista entiende que República Dominicana es un país sobre regulado, donde hay leyes para todo y “cada vez creamos nuevos marcos legales”.  Expresó que 32 senadores y 190 diputados se la pasan activando la imaginación para proponer leyes raudales, y lo usan como evidencias de que realmente trabajan para el país.

“El problema es que el almacén de leyes es cada vez más grande y muchas de ella ni siquiera no se aplican” señaló, por lo que se necesitará la ejecución de una auditoria técnico-legal que provea la matriz, sobre la cantidad de legislaciones que se contradicen y se repiten entre sí.

Agregó que hay legislaciones como ordenamientos especiales totalmente inútiles que contradicen hasta la Constitución de la Republica. “Qué decir de los decretos, resoluciones, circulares, entre otras que se chocan con las leyes adjetivas.  La auditoría técnico-legal ayudara a los legisladores ser más reformadores que creadores de nuevos marcos legales.