Leo asumió de manera natural el compromiso político desde sus habilidades como diseñador y diagramador. Tan natural como la ternura que le brindaba a sus tres nietecitos.

Leónidas Cuevas Andújar (cariñosamente Leo) falleció anoche fulminado por la tristemente famosa Covid 19.

Lo conocí  hace unos once años en LAUSARA, un centro de diseños e impresiones ubicado en Ciudad Colonial donde realizábamos una parte importante de la propaganda impresa y digital del Movimiento Caamañista- MC, Izquierda Revolucionaria-Mando y movimientos sociales en lucha.

Entonces Leo era una especie de diseñador y diagramador estrella de ese centro, un artista digital de buen calibre. Un ser humano talentoso y apacible.

Me pareció la persona ideal para emprender el proyecto de la versión papel de Tiro Al Blanco en formato tabloide y nos pusimos de acuerdo para que él fuera su diagramador y artista gráfico.

Desde marzo del 2011 comenzamos a trabajar para que TIRO AL BLANCO, “Pensamiento y Acción del Movimiento Caamañista (MC) y Fuerzas Transformadoras” cumpliera el rol asignado a esa publicación periódica, una especie de periódico-revista muy bien graficado.  El camarada Félix Tejeda (también víctima de la COVID 1 9) fue designado Director y yo decidí aportar todo lo posible a su realización y continuidad.

Recuerdo su primera edición, la cual marcó el tono contestatario de su persistente trayectoria entrelazada con la edición radio-televisiva diaria del Tiro al Blanco original:

  • En primer plana estos dos títulos: VICINI Y LEONEL ASALTAN ZONA HISTÓRICA DE LA CAPITAL // MONTOYA Y P.N. CREAN PARAMILITARES. (# 1 marzo 2011) 

Temas aún vigentes. El de los Vicini todavía impune. El de Montoya y Álvaro Uribe con una lucecita al final del túnel.

A la primera edición le han seguido 51 impactantes tiradas y otra actualmente en proceso de diagramación, la # 53, precisamente cuando sobre Leo y su frágil salud cayó todo el peso de una de las cepas de esta terrible pandemia manipulada como fuente de expansión y concentración del implacable gran capital.

Una colección que representa un valioso pliego del pensamiento crítico dominicano y mundial combinado con arte digital. Cada edición con el sello artístico de Leonidas Cuevas Andujar.

Con Leo creamos una relación de armonía sin par, haciendo confluir el análisis agudo, la denuncia audaz, el arte y el marxismo revolucionario en esa singular publicación. El vínculo trascendió el proyecto… hasta dar paso a una gran amistad y fuerte camaradería. Leo creció políticamente hasta incorporarse discretamente al MC

Leo asumió de manera natural el compromiso político desde sus habilidades como diseñador y diagramador. Tan natural como la ternura que le brindaba a sus tres nietecitos.

Amó ese esfuerzo mucho más allá de la modesta remuneración que le representaba. Veía y escuchaba diariamente Tiro al Blanco-TV. Esperaba ansioso cada edición de su versión papel y la distribuía entre sus amistades y familiares.

Leo -junto a los aportes gráficos y de arte digital del camarada Alfredo Pierre- es autor de una impresionante colección de afiches, logos, barners, plotters, flyer, carteles, promociones, anuncios… relacionados con las luchas del Movimiento Caamañista, Izquierda Revolucionaria-Mando-Cambio Radical, con nuestros aportes a la causa LOMA MIRANDA–PARQUE NACIONAL, a los combates del movimiento ambiental, al movimiento feminista y de mujeres, a Marcha Verde, a las protestas sociales, a la solidaridad internacionalista.

Leo militó y le dio colorido a nuestras fiestas de fin de año en el CODIA.

No podemos permitir que sus discretos pero valiosos queden en el anonimato que muchas veces impune la necesidad de sobrevivir frente un poder que margina talentos y empobrece a una gran parte de la sociedad.

Leo le dedicó en trabajo creativo, durante más diez años, una parte de su esfuerzo y talento demandado por luchas realmente trascendente.

Sus familiares, sus amistades, sus colegas, nuestros camaradas, nuestro pueblo y pueblos más allá de nuestras fronteras, deben conocer sus obras y sus aportes.

El soldado desconocido, el militante discreto, merece ser conocido y reconocido.

Este es un primer homenaje a un ser que aprecié de corazón.

Su ejemplo aporta a las diversas modalidades de militancia posible. A la importancia de la flexibilidad sin desmedro del compromiso en los procesos de liberación de los pueblos y la conformación de las vanguardias transformadoras.

¡Hasta siempre querido camarada y amigo!

¡No habrá olvido!