En República Dominicana:

POLICÍAS CORRUPTAS Y ASESINAS DE CHILE Y COLOMBIA ASESORAN “REFORMA” POLICIAL AUSPICIADA POR USAID Y PRESIDENTE ABINADER

La Policía Nacional de la República Dominicana no es solo corrupta y criminal en extremo, sino además sensiblemente primitiva y con un alto grado de atraso tecnológico, lo que obliga a los gobernantes de turno a hablar de la necesidad de reformarla e incluso a iniciar procesos que concluyen en más de lo mismo o en situaciones peores.

La inseguridad ciudadana y el proceso de putrefacción de la policía, las instancias antidrogas y de seguridad, se ha venido a agravando hasta convertirse en uno de los grandes problemas nacionales y en un importante tema del debate político y las campañas electorales.

Candidatos, presidentes y ministros de interior y policía y funcionarios vinculados a los asuntos policiales y de seguridad, se ven forzados a colocarlo en su agenda y adoptar determinadas poses y promesas.

Es el caso también del nuevo Presidente Luis Abinader, de su Ministro de Interior y Policía, del Gobierno del Partido Revolucionario (PRM) y de la claque de mega-millonarios pro-imperialistas que detentan posiciones ejecutivas en el tren estatal.

La incursión en ese tema del actual titular del Poder Ejecutivo se inició siendo candidato a la Presidencia de la República por el PRM, cuando contrató a Rudolf Giuliani, ex -Alcalde de New York y  ex Asesor Jurídico de Donald Trump, para asesorar en la materia y elaborar su Plan de Seguridad Ciudadana. Y tal asesoría fue trasladada al actual proyecto gubernamental de “transformación policial”.

Además de esta matriz, de connotado sesgo neofascista, la “reforma” o transformación policial auspiciada por Abinader y su equipo de gobierno, cuenta con la intervención y el financiamiento de la USAID, entidad dependiente del Departamento de Estado de EE.UU y de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

De la USAID proceden la recomendaciones de contratar las asesorías de los cuerpos policiales de Chile (CARABINEROS), Colombia (ESMAD), Honduras (POLICÍA NACIONAL DE HONDURAS) y de España (GUARDIA CIVIL)… con preeminencia de la chilena y colombiana. La selección no pudo ser más nefasta, recibiendo a la vez   la bendición, los elogios y agradecimiento de mandatario dominicano en ocasión de la visita al país de la Directora de la USAID con la escenificó tremenda fanfarria.

El general Carlos Ibáñez del Campo, director de los Carabineros, visitó nuestro país la semana pasada y se reunió con el presidente Abinader para darle cuso a lo acordado; lo que en vista de lo que está aconteciendo en Chile, ha elevado el nivel crítico a esa injustificable determinación, obligando al coordinador de la comisión de “notables”, Serbio Tulio Castaños, encargada de sugerir determinadas reformas, a defender enfáticamente las supuestas calidades de las policías chilena y colombiana.

Castaños preside la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS), financiada por el Banco Popular, principal entidad financiera privada de la nación. Nada imparcial es tan delicada materia.

En interés de destacar la gravedad y las características de la “transformación” policial que nos quieren imponer, vale enumerar algunas de las prácticas en su historia reciente de los dos modelos policiales, el colombiano y el chileno, cuyos representantes están en buena medida tutelando ya los pasos a dar.

·         LA ESMAD COLOMBIANA.

Esta lista corresponde a algunos de los escándalos en los que se ha encontrado envuelta la Policía Nacional de Colombia, cuyas grupos de oficiales asesores vienen actuando en Dominicana desde antes de la presente Administración:

o    Capturado teniente coronel con 400 kilos de cocaína (Julio 1989).

o    Agentes en estado de embriaguez asesinaron al dirigente del M19  Afranio Parra en Bogotá (Abril 1989)

o    Masacre de Villatina a cargo de agentes de la policía adscritos al F2 asesinaron a 8 niños y un joven de entre ocho y 19 años en el barrio Villatina en el nororiente de Medellín.(Febrero 1992)

o    Una niña, fue hallada muerta con signos de violación en el baño de una estación de policía del barrio Germania de Bogotá (28 de febrero 1993).

o    Masacre de Mondoñedo represalia de un grupo de agentes adscritos a la unidad  de la DIJIN que secuestraron, torturaron y asesinaron a 4 estudiantes de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas en el barrio Salitre. Sus cuerpos fueron abandonados e incinerados en el basurero de Mondoñedo.( 6 y 7 de septiembre del 1996)

o    Un joven grafitero muere por un disparo propinado por un policía, según el reporte policial, este había atracado y huía (19 agosto 2011).

o    El general Santoyo, el más alto oficial de la policía extraditado a Estados Unidos, confesó ante la justicia de ese país que asesoró, apoyó y suministró personal a paramilitares en Colombia a cambio de sobornos. Santoyo vincula al general Pinzón (exdirector de la policía antinarcóticos) con la conformación de varias empresas con contratación y con actos de corrupción.(2012).

o    En marzo de 2017 se dio a conocer la ‘Poliwood’, en el cual la policía recreaba videos en un set de grabación y los presentaba a la opinión pública como operativos. Asesinado Saúl Estiven Fernández por dos policías en Magdalena. (Febrero 2018).

o    La cifra de muertos en choques contra el escuadrón antidisturbios es de 34 personas en total desde su creación en 1999 según la ONG Temblores.

o    En noviembre 2019 cae la banda Los Centenarios que era conformada por policías

o    En una investigación revelada por El Tiempo en el 2020 se dio a conocer que desde septiembre de 2018 un total de 167 pilotos de la policía antinarcóticos reportaban horas falsas de vuelo, provocando un engaño y robo a la nación por 100 mil millones de pesos. Los agentes que estuvieron involucrados en el desfalco eran catalogados como los pilotos más avanzados en operaciones antinarcóticos, de inteligencia, de persecución de bandas criminales y hasta de erradicación de cultivos ilícitos.

o    El 9 de septiembre 2020: Policías se ven implicados en el asesinato de Javier Ordóñez, un abogado de 44 años que perdió la vida por el repetido uso de las armas eléctricas por parte de los agentes en el CAI Villa Luz de la localidad bogotana de Engativá . El accionar de la policía quedó en vídeos que se difundieron por las redes sociales.62

o    En Septiembre 2020: Durante las protestas por el asesinato de Javier Ordóñez en Bogotá, policías disparan a los manifestantes. Al menos 14 personas murieron por heridas con arma de fuego durante las protestas,63 mientras 58 recibieron disparos. En total se presentaron 119 casos de abuso policial.

o     El 4 de diciembre del 2020: 22 Policías capturados por nexos con bandas criminales dedicadas al tráfico de drogas y robos.

o    Durante las Protestas en Colombia de 2021, se denuncian 1181 casos de abuso policial y 26 víctimas mortales.

o    18 de noviembre del 2021: En un evento de intercambio cultural con Alemania, la policía conmemora la Alemania nazi, de inmediato las cancillerías de Alemania e Israel elevaron una nota de protesta.

o    (Datos tomados de WIKIMEDIA / Policía Nacional de Colombia)

·         CARABINEROS DE CHILE:

Esa “institución, que nació en Chile en el año 1927 como una fusión entre policía y carabineros, mantiene en la actualidad una imagen de ser excesivos con el uso de la violencia, algo resaltado por distintos medios de comunicación durante el reciente “estallido social” chileno e históricamente de haber tenido una destacada participación durante la dictadura militar chilena.”

…….la dictadura militar chilena, entre 1973 y 1990, liderada por el dictador Augusto Pinochet, los carabineros fueron partícipes de crímenes sistemáticos con violaciones claras a los derechos humanos, como el caso puntual de varias masacres perpetradas por este “cuerpo del orden y seguridad”.

……….

“Dos de los casos que marcaron a los carabineros en el reciente siglo, según registros periodísticos de medios chilenos, fueron la desaparición de Jose Huenante y el asesinato de Matias Catrileo”.

….

“Uno de los casos que más ha marcado al cuerpo militar fue el  “Pacogat” que se trató, según registros, de una “sistemática malversación de fondos públicos” y catalogado “el mayor fraude de la historia de Chile.”

“En total se defraudó unos 28,300 millones de pesos chilenos y en la lista de acusados hay unas 132 personas, tanto civiles como uniformados, e inclusive el exgeneral director Eduardo Gordon.”

….

El más reciente escándalo lo reveló el New York Times:

“En Chile protestar cuesta un ojo de la cara” fue uno de los titulares que usó el medio estadounidense para relatar como actuaban los Carabineros en contra de los manifestantes, disparando con rifles de perdigones a los ojos y causando múltiples lesiones, inclusive la ceguera.

Según el medio “la policía ha sido culpada de al menos seis muertes, más de 6300 arrestos y 2400 hospitalizaciones de manifestantes.

(Párrafos del artículo titulado: “Carabineros chilenos: Una entidad cuestionada por su excesiva violencia que asesorará a RD”, Paul Mathiasen,Santo Domingo, RD / Listin Diario, 5 de enero 2022).

El patrón imperial impulsado desde la USAID y sus Fundaciones, marca el paso en dirección a modelos policiales neofascistas modernizados, dotados de tecnología puntera, bajo  permanente tutela USA,  y/o asesorías delegadas a aliados confiables y bien experimentados en técnicas de intensos calibres represivos, y exportación de sus experiencias paramilitares; modelos destinados a afianzar la recolonización neoliberal en crisis y gobernanzas seudo-democráticas frecuentemente impugnadas por los pueblos oprimidos.

El régimen que preside Luis Abinader está entregado a esos designios, que además implican una total sumisión al Comando Sur del Pentágono y un intenso proceso de privatización y desnacionalización de lo que queda del Patrimonio Nacional (en naturaleza, empresas y servicios) y del propio Estado.