La tolerancia es uno de los valores humanos más respetados y guarda relación con la aceptación de aquellas personas.

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

La tolerancia es uno de los valores humanos más respetados y guarda relación con la aceptación de aquellas personas, situaciones o cosas que se alejan de lo que cada persona posee o considera dentro de sus creencias. Se trata de un término que proviene de la palabra en latín “tolerare”, la que traduce al español como sostener, o bien soportar.

La tolerancia es: Tolerar a los que me han hecho sufrir, tal vez no sean tan malos.

La tolerancia es: Tolerar a los que no tienen mis ideas, tal vez no sean intratables.

La tolerancia es: Los que no hacen las cosas a mi manera, tal vez no estén tan locos.

La tolerancia es: Los que piensan de otro modo, tal vez ni sean unos ignorantes.

La tolerancia es: Los que son más viejos que yo, tal vez no sean atrasados.

La tolerancia es: Los que tienen menos años que yo, tal vez hay que dejarles que se equivoquen, pues así adquieren experiencia.

La tolerancia es: Los que más éxitos que yo tienen, tal vez lo han merecido.

La tolerancia es: Los que me contradicen, quizás me abren los ojos.

La tolerancia es: Los que tienen más propiedades y dinero que yo, tal vez sean muy honrados.

La tolerancia es: Los que me han dicho una palabra amable y halagadora, tal vez lo hayan hecho sin desinterés.

La tolerancia es: Los que me han hecho un favor, quizás lo han hecho si esperar recompensa alguna.

La tolerancia es: Los que no van en mi misma dirección, tal vez buscan lo mismo por otro camino.

La tolerancia es: Los que no me ponen las cosas fáciles, tal vez me obliga a tener más esfuerzo e ilusión día a día.

Termino con el libro de Los Proverbios, Capitulo 8, Versículo 13, que dice: “Honrar al Señor es odiar el mal, yo odio la soberbia y la arrogancia, el mal camino y las palabras mentirosas”.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.