Una mala noticia es que en el barrio de Nueva York donde residen más dominicanos, Washington Heights, ha surgido una nueva y peligrosa variedad del virus, por lo que urge vacunar allí. Esta cepa con las visitas de los “criollos ausentes”, puede llegar a nuestro país y, además de las implicaciones en términos humanos, puede afectar el deseo del turista americano de venir a Santo Domingo.

De Estados Unidos nos llega la buena noticia del anuncio del presidente Joe Biden de que a finales de mayo ese país contará con suficientes vacunas como para atender a toda su población.  Eso debe de provocar que los americanos ya vacunados hagan turismo en el extranjero y hasta es posible que Washington exporte, o done, sus sobrantes de vacunas a países donde hacen muchísima falta. Biden también está empujando un gran programa de gastos públicos que debe de estimular el crecimiento de su economía, lo que apoyará nuestro retorno a un desarrollo positivo, aunque son ya varios los economistas que advierten que podrían provocar presiones inflacionarias en Norteamérica y aumentos en las tasas de interés, lo que se trasladaría a nuestro país.


Una mala noticia es que en el barrio de Nueva York donde residen más dominicanos, Washington Heights, ha surgido una nueva y peligrosa variedad del virus, por lo que urge vacunar allí. Esta cepa con las visitas de los “criollos ausentes”, puede llegar a nuestro país y, además de las implicaciones en términos humanos, puede afectar el deseo del turista americano de venir a Santo Domingo.


En Europa las noticias no son tan buenas, ya que el proceso de vacunación va muy lento y ya las autoridades de la Unión Europea han optado por también buscar las dosis en China y Rusia.  Consecuentemente, el turismo europeo luce que crecerá muy lentamente.


En nuestro propio país tenemos el mismo problema de Estados Unidos y Europa: escasez de vacunas y aglomeraciones en lugares donde estas se ofrecen. Todavía es muy temprano como para conocer la velocidad de los “pinchazos”, pues a pesar de haberse habilitado 600 puestos de vacunación, está por verse si habrá suficientes vacunas y personal médico como para vacunar a todos nuestros adultos (exceptuando los absurdamente renuentes) para junio, o para ser más realistas, para diciembre. Se habla de que llegarán pronto las vacunas Covax, de la Organización Mundial de la Salud y hasta más vacunas chinas (de una empresa estatal) y cubanas, pero estas últimas dentro de dos meses.


Dada la incertidumbre en la situación internacional será hacia finales de año cuando sabremos si tendremos mucho turismo. El proveniente de Norteamérica luce ser el más prometedor. Y aun en ese país las inexplicables medidas como las tomadas muy recientemente en Texas de eliminar todas las restricciones, permitir el libre movimiento de personas y el no uso de mascarillas, puede que muevan para atrás la situación. Lo mismo podría ocurrir en nuestro país con la reducción en las horas del toque de queda. Esperamos que no, pero ya ocurrió en diciembre.


En cuanto a nuestra situación política recibimos la mala noticia de que dado el dinero que adeudan los partidos políticos, incluyendo el del gobierno, a los bancos, se pretende entregar recursos a los mismos aún en este año de no elecciones. Lo de la muy necesaria reforma tributaria probablemente tendrá lugar después de vencida la pandemia. La no mención en el discurso del presidente del 27 de febrero de la suerte de las Catalinas y de las Edes es un mal augurio, tomando en cuenta que la mitad del endeudamiento externo ha sido para cubrir los déficits de las Edes y el manejo de las Catalinas bien puede seguir el camino político y partidista de las ya desaparecidas empresas del CEA y Corde, más cuando desde el principio se dijo que se contrataría a una competente firma extranjera para administrarlas en lo que se decidía sobre la venta de las acciones de la empresa, por cierto aún no existente legalmente.


¿Hasta cuándo podrá continuar el gobierno con su política de grandes subsidios a la población y de tasas de interés cero ante la ausencia de una reforma tributaria? El juicio a los involucrados en el escándalo de Odebrecht, ¿realmente dará fin a la impunidad? ¿El año escolar está perdido, o después de la vacunación de los maestros podrá este reiniciarse, virtual o presencialmente?