“Bolivia posee una reserva de 21 millones de toneladas de litio, lo que sitúa a ese país andino como el mayor poseedor de este mineral en el mundo; mineral de alto valor para las tecnologías de punta, ambicionado por la transnacional tipo Tesla, SpaceX, Microsoff…”

                                                                                         

Por Narciso Isa Conde


El pueblo dominicano conoce bastante a Luis Abinader  y la mayoría de los que fueron a votar (52% de los electores del total) lo escogió en primera vuelta como nuevo Presidente de la República.


Luis

sorprendió al país el día del traspaso de mando al escoger como carro

presidencial un Tesla totalmente eléctrico alimentado con energía solar,

valorado en 112 mil dólares.


Entonces no se dijo si este “automóvil de la postmodernidad” fue comprado con dinero propio, con divisa del Estado o le fue “donado” por Tesla, propiedad del magnate estadounidense ELON MUSK.


No

se sabe tampoco -aunque el poder mediático lo insinúa- si ese paso implicará la

adquisición por el Estado dominicano de una flotilla de ese tipo de vehículo.


 En este delicado caso primó la falta de transparencia, cuando tanto se habla y se promete sobre ella.


Pero

nada de eso es lo más importante.


 Lo

más relevante es que el hecho ocurrió en una ceremonia de proyección nacional,

continental y mundial, e implico una inmensa promoción publicitaria, de

incalculable valor para una empresa, una marca y una línea automotriz

transnacional que recién comienza abrirse paso en el mercado capitalista

mundial.


Comprado

ese auto al precio que fuera -y aun donado- ese acontecimiento representó en

publicidad el negocio del siglo para Mr. Musk y sus socios. Algo que enturbia

la pretendida solemnidad de la juramentación presidencial.


Consciente

o inconscientemente los que idearon esa “innovación”, o sencillamente aceptaron

esa “chulería”, fueron timados o se dejaron timar en una dimensión colosal.


El tema no es tanto de ética personal como de ética de clase socialdominante.


El

subconsciente, cuando está impregnado de ideología y racionalidad capitalista,

traiciona hasta provocar tan enorme desatino. Un gobierno fundamentalmente de

empresarios, en un país dependiente empapado de sumisión colonial frente a una

civilización supuestamente “superior”, bien puede caer en tales trampas. Y

cayó.


·       

NO ES LOCURA, ES

PREPOTENCIA AL CUBO EN LA PERSONA DE ELON MUSK.


El

país conoce a Luis y a su gente de partido y de gobierno. Pero no conoce bien

lo que es Tesla y Elon Musk. Cómo piensa. Cómo actúa. Y es importante que lo

comience a conocer.


Como

una modesta contribución a ese propósito, cierro este artículo con este resumen

de una información publicada el pasado 25 de julio, relacionada con la manera

de proceder y reaccionar de este espécimen de esa “civilización superior”

frente nuestros pueblos latino-caribeños e indoamericanos y sus riquezas

naturales.


Atención, mucha atención

a este breve texto:


“El empresario Elon Musk, conocido por sus polémicos

mensajes en Twitter, ha causado un nuevo alboroto en la red al sugerir,

aparentemente, que podría llevar a cabo golpes de Estado en cualquier lugar en

beneficio de su empresa.”


 "¡Daremos

un golpe a quien nos dé la gana!"


“El

fundador y director general de Tesla y SpaceX escribió sus provocadores

comentarios después de opinar en la misma red que otro proyecto de

ley de estímulo del Gobierno para ayudar a impulsar la economía estadounidense

"no sería lo mejor para el pueblo".


“En

respuesta, uno de los comentaristas escribió: "¿Sabes lo que no fue lo

mejor para el pueblo? Que el Gobierno de EE.UU. organizara un golpe de Estado

contra Evo Morales en Bolivia para que pudieras obtener el litio allí".


"¡Daremos un golpe a quien nos dé la

gana! Acéptalo", respondió el multimillonario, quien afirmó,

en otro tuit, que Tesla obtiene su litio de Australia”.


"¡Defenderemos

siempre nuestros recursos!"


“A su vez, Evo Morales enfatizó en su cuenta de Twitter que los comentarios de Musk representan "otra prueba más" de que el golpe de Estado en su país fue por el litio boliviano; "y dos masacres como saldo", se lamentó.”


“Bolivia

posee una reserva de 21 millones de toneladas de litio, lo que sitúa a ese

país andino como el mayor poseedor de este mineral en el mundo; mineral de alto

valor para las tecnologías de punta, ambicionado por la transnacional tipo

Tesla, SpaceX, Microsoff…”


“En

noviembre de 2019, Bolivia anuló un contrato con la empresa alemana ACI Systems

Alemania (ACISA) para industrializar el litio. Aunque es cierto que Tesla

recibe litio de Australia, algunas informaciones apuntan a que también es uno

de los clientes de ACISA.” (Publicado:25 jul2020 18:35 GMT //Steve

Nesius /Agencia Reuters)