En Vivo

Se un periodista y comparte las incidencias de tú comunidad con nosotros

Whatsapp
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Opiniones de peso

Opiniones de peso
Mario Rivadulla

Cuatro destacadas figuras del área de la salud: e Bernardo Defilló, quien fue el primer Superintendente de Salud y Riesgos Laborales;  Julio Amado Castaños, presidente del Patronato Plaza de la Salud;  Rafael Gautreaux, ex Secretario de Salud Pública y  Nicomedes Castro, director del Instituto Nacional de la Salud fueron los invitados al Almuerzo Semanal del Grupo Corripio.

Dada su categoría profesional y experiencia vale la pena destacar algunos de los señalamientos que hicieron señalando las principales lagunas y fallas de nuestro sistema de salud.

Para Castaños el sistema de salud dominicano está atrapado y congelado en los mismos paradigmas que nos mantienen  rezagados. Mientras el mundo va a alta velocidad, nos encontramos encallados en la pre-historia.

Por su parte Defilló lamenta que en cuatro décadas ningún gobierno se ha interesado en desarrollar un sistema de salud que permita brindar a los ciudadanos un servicio eficiente.

Nicomedes Castro pone énfasis en la necesidad de llevar a cabo una transformación del sistema de salud desde la perspectiva de un compromiso país,  priorizando la calidad del gasto.

En tanto Gautreaux estima que se debe discutir seriamente la formación de los médicos en las universidad con la finalidad de disponer de profesionales más capacitados, así como adecuar su número a las posibilidades de inserción en el sistema.

En otro orden,  los cuatro calificados profesionales de la salud coinciden y ponen  énfasis en la necesidad apremiante de reformar la ley que creó y rige el sistema de la Seguridad Social.

La Seguridad Social ha sido desde sus mismos inicios tema recurrente y permanente en nuestro espacio televisivo Teledebate.  Lo es de enfoque fijo todos los jueves reservados para analizar sus distintos aspectos, las quejas de los afiliados que por miles tramita la DIDA y la aplicación de los correctivos requeridos basados en la experiencia práctica acumulada a lo largo de estos dieciséis años que tiene de vigencia.

Por Teledebate han desfilado varios de los más reconocidos expertos en Seguridad Social, principalmente y en más de una ocasión dos de los más reconocidos y experimentados como son el licenciado Arismendi Díaz Santana, quien coordinó el equipo técnico que elaboró el proyecto convertido en ley y fue su primer Gerente General, y el ex vicepresidente  y ex Secretario de Trabajo Rafael Albuquerque.

Tanto uno como el otro han hecho razonadas observaciones y  críticas al sistema así como han aportado atinadas recomendaciones para una efectiva reforma de la legislación.  Díaz Santana  en particular concretó las mismas al comparecer como experto declarante en el marco de las Vistas Públicas ante la comisión bicameral presidida por el senador José Rafael Vargas que tiene a su cargo rendir informe y entregar sus recomendaciones sobre los cambios a introducir en la misma.

Esos cambios corresponden tanto al área de salud con la finalidad de ampliar la cobertura que reciben los afiliados hasta cubrir la totalidad de sus necesidades, como en la de pensiones para poder garantizar en su momento una proporción razonable de sus salarios  a los afiliados al momento de acogerse al retiro.

Al presente, tanto Díaz Santana como Albuquerque coindicen en advertir que no pasaría del 28 por ciento del salario acumulado en los últimos tres años.  Si tomamos en cuenta la gran cantidad de trabajadores que perciben ingresos por debajo del costo de la canasta familiar, el pronóstico nos advierte de una inexorable condena a la más penosa miseria.

De esperar que el proyecto de modificación no corra la misma suerte de otros que por espacio de años han estado congelados en las Cámaras como la ley de partidos y la ley electoral que tuvieron que ser defectuosamente  aprobadas a la carrera,   o peor aún la de Agua que todavía  se encuentra estancada después de más de veinte años de haber sido presentado el proyecto.

En juego están el destino de la salud y la pensión de más de siete millones de afiliados que abarca actualmente el sistema que tiene pendiente todavía de dar cobertura a la totalidad de la población.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *