En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Opositores cubanos en Miami: “Esta es la hora de Cuba”

Opositores cubanos en Miami: “Esta es la hora de Cuba”
Opositores cubanos en Miami: “Esta es la hora de Cuba”
En la imagen, el disidente Fernando Palacio se dirige a la audiencia. Roberto Koltun/El Nuevo Herald

En la imagen, el disidente Fernando Palacio se dirige a la audiencia. Roberto Koltun/El Nuevo Herald

REDACCIÓN  INTERNACIONAL.- Con llamados a aprovechar “la hora de los cubanos” y construir un consenso para trabajar en la democratización de Cuba, varios opositores cubanos anunciaron en conferencia de prensa el martes en Miami, la realización de una Convención para la Democracia en Cuba, este miércoles 28 de enero.

Los disidentes y activistas —entre ellos, el líder de Arco Progresista Manuel Cuesta Morúa, el laico Dagoberto Valdés, Eliécer Ávila en representación del movimiento Somos Más, los abogados Laritza Diversent y Wilfredo Vallín, así como el coordinador del Partido Solidaridad Liberal Cubano, Fernando Palacio— hicieron hincapié en el carácter “plural y diverso” del encuentro que quieren proponer, una “mesa de diálogos entre cubanos”.

“Los cubanos dentro y fuera de la isla podemos y necesitamos caminar juntos para construir la democracia. No importan las diferencias. Las diferencias fortalecen a las naciones, no las debilitan“, insistió Morúa y agregó: “Las ideologías que todos tenemos, ahora mismo quedan fuera de este juego. Lo fundamental es la nación”.

El evento tendrá lugar en Cuba Ocho, en la tarde —el día del natalicio del héroe nacional cubano José Martí— y sus organizadores discutirán cuatro puntos que han sido consensuados entre la sociedad civil cubana: la liberación de todos los presos políticos y el cese de la represión por motivos políticos; el respeto por parte del gobierno cubano de los pactos de las Naciones Unidas y otros acuerdos internacionales; el reconocimiento de “la sociedad civil cubana independiente” como “interlocutora válida”; y la realización de una reforma constitucional y legal.

Morúa afirmó que una discusión similar “sobre el futuro de Cuba” tendrá lugar simultáneamente en más de 400 casas de activistas dentro de la isla.

“Es un buen momento para forjar el discurso de la nación y para eso nadie sobra”, reiteró y aclaró que lo más importante no es el diálogo entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba, sino cómo los cubanos avanzan “hacia la democracia”.

Ese mensaje resonó también en las palabras de Valdés, un intelectual católico, fundador de la revista Vitral, publicada por la diócesis de Pinar del Río, y actual director de Convivencia, una publicación sociocultural independiente.

“Es la hora de Cuba, es la hora de todos los cubanos”, comenzó diciendo en su intervención, en la que llamó a “escuchar más a la gente” y también alabó los “matices” dentro de la sociedad civil, la que considera “preparada para este momento”. “Nada de unanimidades, la nueva nación se construye sobre la diversidad”, añadió.

En un mensaje inclusivo, recordó además que “Cuba no es Cuba sin el exilio y la diáspora. No hay memoria histórica que pudiera quedar fuera de este momento”.

Pero los participantes, quienes expresaron en más de una ocasión que otros se quedaron en la isla y no pudieron asistir al evento, también dejaron un mensaje claro: “Nosotros no vamos a permitir la incondicionalidad de ninguna negociación. No hay diálogo incondicional y eso es responsabilidad de todos los cubanos”, dijo Valdés.

Vía telefónica desde Cuba, Guillermo Fariñas —coordinador del Frente Antitotalitario Unido (FANTU), una organización opositora activa en la región central de la isla— expresó su desacuerdo con “la manera secreta en que se hicieron las negociaciones” entre los gobiernos de EEUU y Cuba que llevaron al anuncio del pasado 17 de diciembre sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

Pero el opositor consideró que había que enfocarse en cómo se podría cambiar las negociaciones que están “en curso”. Fariñas, quien se reunió con Roberta Jacobson en La Habana la semana pasada, preguntó a la subsecretaria de Estado para los Asuntos del Hemisferio Occidental, “¿cuándo la oposición interna, no violenta, va a ser llamada a formar parte de las negociaciones?”.

Asimismo, indagó con la jefa de la delegación estadounidense cuándo EEUU se convertiría en “garante” de las negociaciones, pues “la negociación tiene que ser entre cubanos porque se está hablando sobre la soberanía de Cuba”. Jacobson, aseguró Fariñas, respondió que “esto estaba en los planes” de la administración, pero que el gobierno cubano “quería recibir cosas a cambio pero no quería dar mucho”.

“Nosotros no vamos a aceptar ningún tipo de acuerdo con el gobierno cubano ni que el gobierno de los Estados Unidos pueda llevar a cabo una negociación donde no haya una aparición del presidio político cubano”, agregó.

Ávila por su parte, se refirió al potencial que algunas de las nuevas medidas podrían tener para jóvenes que quieren construir un futuro dentro de la isla, pero quieren “emprender pequeños negocios”. Aunque cree que el gobierno cubano intentará obstaculizar los servicios de telecomunicaciones que podrían llegar desde EEUU a partir de las nuevas regulaciones, cree que este es otro aspecto que puede generar más impacto a corto plazo.

Ante una pregunta sobre cómo hacer que los líderes de la oposición sean más conocidos en la isla, donde el estado controla los medios de comunicación, Valdés respondió que “el pueblo va detrás de quien le ponga alternativas viables, pacíficas y prósperas para su futuro y eso está en manos de la sociedad civil aunque no sea muy conocida. No queremos una democracia de líderes otra vez, queremos una democracia de programas y esos sí existen dentro de la sociedad civil”.

“Algunos de nosotros somos poco conocidos, pero la propuesta del gobierno cubano actual está totalmente agotada. Ellos son muy conocidos pero están agotados”, subrayó.

La convención se realizará a las 6 p.m. este miércoles en Cuba Ocho, 1456 SW 8th Street, Miami.

Fuente: elnuevoherald.com

 

 

 

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *