En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Organización denuncian la politización y subordinación de la policía haitiana

Miembros de la policía haitiana.

PUERTO PRÍNCIPE, Haití.- La Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (RNDDH) de Haití denunció este martes la politización y la subordinación de la Policía Nacional, que, según dijo, ha perdido la confianza de la población.

La Policía “no supo mostrar su voluntad real de garantizar la seguridad de la población haitiana y, por lo tanto, la confianza de ésta en la única fuerza de policía se agota cada día”, declaró la RNDDH en una carta abierta al nuevo jefe policial, Godson AurÉlus.

La RNDDH denunció además que la seguridad del palacio presidencial y de la oficina del primer ministro ha sido “confiada a civiles y a individuos dudosos”, que escapan “completamente” a la “autoridad jerárquica” de la Policía.

En particular, la presencia de Carietane Nady, Pierre Léon Junior Saint Rémy, Jacky Nau y Pierrot Duplan, todos expulsados de la Policía, en la seguridad de la sede del Ejecutivo “escandaliza la sociedad en general y el RNDDH en particular”, sostuvo la carta.

Lo mismo ocurre con Carl Laplante que es responsable de la seguridad de la oficina del primer ministro, agregó.

“El país espera medidas específicas sobre la gestión de las unidades de seguridad del Palacio Nacional y de la oficina del primer ministro”, enfatizó la carta dirigida a Aurélus, a quien la RNDDH exhorta a no conceder “grados por relaciones o por amistades políticas o por otros motivos”.

La RNDDH recordó que varios agentes que tienen un comportamiento “ejemplar” nunca han sido promovidos, mientras 44 comisarios de policía no tienen puesto.

También, señaló, que la Inspección General de la PNH “está en crisis”.

Por otra parte, el organismo denunció las condiciones de trabajo difíciles de los policías, “sobre la base de un horario modificado a la voluntad de los responsables de comisarías” y trabajando en comisarías y subcomisarías no equipadas de dormitorios y con aseos sucios e instaladas en edificios “increíblemente exiguos”.

“Merecen, pues, un salario respetable”, agregó la entidad de defensa de los derechos humanos.

Asimismo, abogó por más control a nivel de la policía y la continuación del trabajo de “depuración” de este cuerpo para que pueda beneficiarse de nuevo de la confianza de la población.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *