SANTO DOMINGO, República Dominicana.-La Cámara de Diputados aprobó este martes  de urgencia y en dos lecturas consecutivas, el proyecto que modifica la Ley 479-08 sobre Sociedades Comerciales y Empresas Individuales de Responsabilidad Limitada.

El presidente del hemiciclo, Abel Martínez,  dijo que esta iniciativa, que ahora pasará al Senado para su debate y sanción, permitirá a las empresas dominicanas adaptarse para la competitividad de los mercados.

José Luís Cosme, miembro de la Comisión de Industria y Comercio, respaldó las modificaciones presentadas al hemiciclo.

El vocero del PLD, Gustavo Sánchez, felicitó a la comisión de Industria y Comercio por mantenerse firme con relación a la discusión del proyecto que podría, según él, conducir a la República Dominicana en un “paraíso fiscal”.

El vicevocero del PRD, Alberto Atallah, enfatizó que la citada ley data del 2008, representa no sólo el ordenamiento interno comercial, sino de otros aspectos de inversión extranjera de vital importancia del país.

La diputada Minou Tavárez Mirabal, externó su preocupación por la aprobación de urgencia del proyecto, resaltando que en su primera fase fue sancionada  “con prisa”, provocando que se introdujeran varias modificaciones.  “Y ahora entiendo que el actual proyecto está muy ligado a esa prisa con que se aprobó el proyecto originalmente”, advirtió.

Empero, reconoció que la comisión realizó un trabajo excelente, sin embargo alertó sobre algunas aprehensiones  de instituciones como   la Dirección General de Impuestos Internos, y Superintendencia de Valores, quienes han planteado preocupación en algunos aspectos, especialmente, sobre las sociedades anónimas.

Milcíades Franjúl, del PLD por la provincia Peravia recordó que la citada ley está en vigencia por numerosos sectores, y que las modificaciones introducidas facilitarán mayor seguridad jurídica a nivel internacional.

Pelegrín Castillo, de la Fuerza Nacional Progresista, se identificó con Tavárez Mirabal, y al realizar un recuento, recordó que  “el presidente Leonel Fernández designó una comisión para elaborar un Código de Comercio, encomiable