Enrique Augusto Jimenes de Moya nació en Santo Domingo el 27 de agosto de 1913 hijo de Enrique Jimenes Álvarez y de Gloria María de las Mercedes de Moya Cestero.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Hoy se conmemoran 62 años de la Invasión antitrujillista de Constanza, Maimón y Estero Hondo.

Efectivamente. Se trata de Enrique Jiménez Moya, Comandante de la incursión patriótica del 14 de junio de 1959 contra la tiranía de Trujillo, la correcta forma de indicar sus apellidos es JIMENES DE MOYA. En su ascendencia se cuentan presidentes, próceres independentistas e insignes intelectuales.

Enrique Augusto Jimenes de Moya nació en Santo Domingo el 27 de agosto de 1913 hijo de Enrique Jimenes Álvarez y de Gloria María de las Mercedes de Moya Cestero.

Era nieto de Casimiro Nemesio de Moya Pimentel , político, escritor, historiador y vicepresidente de la República.

Enrique Jiménez Moya, comandante en jefe del Ejército de Liberación Dominicana, arribó al país el 14 de junio de 1959, a las seis y veinte minutos de la tarde, en un avión pintado con las siglas de la fuerza aérea de Trujillo. El aterrizaje se produjo en el aeropuerto militar de Constanza, una ciudad dominicana enclavada en las montañas.

En el avión, piloteado por el venezolano Julio César Rodríguez y el expedicionario dominicano Juan de Dios Ventura Simó, ex capitán de la Fuerza Aérea Dominicana, vinieron cincuenta y seis combatientes.

Al pisar tierra dominicana, Jiménez Moya y sus acompañantes intercambiaron disparos con militares que se acercaron al aparato para indagar sobre el aterrizaje. Luego se internaron en las montañas. El arribo del avión se había coordinado con la llegada simultánea de lanchas.. En esa fecha, arribó al país por Maimón la lancha «Carmen Elsa», y en la playa de Estero Hondo, la nave «Tinina».

Un número considerable de guerrilleros que arribaron a la República Dominicana por Maimón y Estero Hondo murieron en el desembarco cuando fueron atacados por unidades navales y aéreas del régimen de Trujillo. El resto se internó en las montañas, donde libraron combates con las tropas del gobierno hasta que fueron apresados o muertos.

Se presume que el 4 de julio de 1959 fue aniquilado el último grupo de guerrilleros de Constanza.

La mayoría de los expedicionarios capturados por el régimen de Trujillo fueron torturados en las cárceles del gobierno, especialmente en «La 40» y en «El 9». Sobrevivieron a la gesta de junio los dominicanos Poncio Pou Saleta, Mayobanex Vargas, Francisco Medardo Germán y los cubanos Delio Gómez Ochoa y el jovencito Pablito Mirabal.

Todavía, no se han aclarado del todo la circunstancias de la muerte de Jiménez Moya. “según Anselmo Brache Batista, perdió contacto con el grueso de sus tropas el 16 de junio 1959, en el combate de la Guamita.. Prisionero de unos campesinos” y luego de la guardia trujillista “quienes lo mataron cuando se rebeló. Su cadáver fue llevado a San Isidro.