Una foto publica en Twitter en el Ministerio de Defensa este viernes, día en que fueron liberados, muestra a los hermanos Michael Enrique y Antonio Gerer Campusano Féliz en perfecto estado de salud en la Dirección Central de la Policía Judicial Haitiana (DCPJ), en compañía del teniente coronel del Ejército Robinson Quezada Martínez.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-A 48 horas de su liberación todavía permanecen en Haití, los hermanos dominicanos que fueron secuestrados.


Una foto publicada por el Ministerio de Defensa este viernes, día que fueron liberados, muestra a los hermanos Michael Enrique y Antonio Gerer Campusano Féliz en perfecto estado de salud en la Dirección Central de la Policía Judicial Haitiana (DCPJ), en compañía del teniente coronel del Ejército Robinson Quezada Martínez.


" layout="responsive" width="480" height="270">

https://twitter.com/MDefensaRD/status/1365506487666298885


El presidente de la República, Luis Abinader, dio a conocer la noticia de que los jóvenes estaban bajo custodia policial haitiana.


Y que junto a su homólogo Jovenel Moïse dieron las instrucciones para que sean trasladados a la Embajada Dominicana en Puerto Príncipe.


Según la fuente, también fue puesto en libertad el estudiante haitiano Junior Albert Augusma, quien trabajaba con los dominicanos como intérprete y fue secuestrado con ellos.


Ninguna fuente ha informado hasta ahora si se ha pagado un rescate a cambio de la liberación de los rehenes.


Este viernes circularon por las redes sociales varios videos de los tres secuestrados en la calle, al parecer en una barriada de Haití, con botellines de cerveza en la mano, y diciendo que habían sido tratados bien por sus captores.


En la ciudad donde residen los dominicanos, Bajos de Haina, algunos familiares y vecinos de los hermanos Campusano Féliz hicieron celebraciones por los rumores sobre su supuesta liberación, que circularon horas antes de hacerse efectiva.


El grupo fue secuestrado la noche del sábado 20 de febrero cuando iban en un convoy de vehículos, en el viaje de regreso a Puerto Príncipe tras rodar escenas para una película en la ciudad de Jacmel, en la costa caribeña de Haití.


Un grupo de hombres fuertemente armados interceptó la caravana en la entrada sur de Puerto Príncipe y se llevó a los hermanos Campusano Féliz y a su intérprete, quienes han sido retenidos durante seis días.