SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Un año de prisión preventiva le fue dictado este martes al chofer que conducía el autobús en el que murieron siete adolescentes en Villa Mella.

La audiencia se caracterizó por incidentes entre familiares de las victimas y del conductor.

A Rufino Ramírez Vargas le dictaron la sentencia en medio de incidentes donde agentes policiales tuvieron que intervenir para controlar la situación.

La medida de coerción fue impuesta por el Juzgado de Paz de Asuntos Municipales de Santo Domingo Norte, presidido por Isabel Guzmán.

Ramírez Vargas chocó contra un poste del tendido eléctrico en la carretera La Victoria-Haras Nacionales. De acuerdo a los adolescentes sobrevivientes estaba borracho.