El tribunal acogió la petición del Ministerio Público atendiendo a la gravedad de la infracción cometida contra la autoridad policial.

SANTIAGO.- Un tribunal de esta demarcación impuso prisión preventiva por tres meses como medida de coerción al hombre que sustrajo una camioneta de la Policía Nacional y atentó contra la vida de dos agentes de la institución luego de que los embistiera a bordo del vehículo y en el cual pretendía huir, en hechos que tuvieron lugar en el municipio Villa González.

La jueza Kimberly Tatis Soto, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de esta jurisdicción ordenó que el imputado Arturo López Silverio, cumpla la prisión en el Centro de Corrección y Rehabilitación El Pinito en La Vega.

El Ministerio Público, representado en la audiencia por la fiscal litigante Yarilis Toribio, atribuye al infractor la violación a los artículos 2, 295 y 304 del Código Penal Dominicano (CPD), en perjuicio de los agentes embestidos Dennis Vásquez Colón y Kelvin García.

Además, le acusa de violentar los artículos 379 y 383 que en el citado código castigan el robo cometido en perjuicio del Estado dominicano.

La Fiscalía consideró que el hecho debe recibir el rechazo social y colectivo por cuanto promueve el irrespeto a la autoridad y violenta las normas, "es por ello que reiteramos que tomemos conciencia sobre la gravedad de lo ocurrido que envía un muy mal mensaje", manifestó el fiscal titular, Osvaldo Bonilla.

Los hechos ocurrieron la madrugada del domingo 26 de diciembre en la calle 42 del municipio Villa González.

Las circunstancias

El relato de lo acontecido refiere que el imputado aprovechó el momento en que el cabo de la Policía Rudy Marcos Sánchez Rodríguez y el segundo teniente Martín Antonio García Bernabel salieron de la unidad policial, para dirigirse a la zona donde, a pocos metros, "se estaba produciendo un alto nivel de contaminación sónica". En esa circunstancia, abordó la unidad policial número 5784, marca Isuzu, ficha F-5784, y huyó en ella.

El expediente amplía que fue en ese intento de huida que el sospechoso, de manera intencional, embistió a los policías Dennis Antonio Vásquez Colón y Kelvin García, quienes se acercaban a la citada zona en caos a bordo de una motocicleta oficial, para auxiliar a los agentes de la patrulla, quienes habían solicitado refuerzos.

La Fiscalía sustenta la acusación en las pruebas documentales, periciales, testimoniales e ilustrativas recabadas en la investigación, además en las certificaciones que emitió el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) sobre las heridas y golpes sufridos por los agentes arrollados.