Hiraldo, acusó a Roberto Fulcar de enviar a empleados del ministerio de Educación a provocar a los maestros en el local de la ADP.

SANTO DOMINGO.- El presidente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Eduardo Hiraldo, indicó que al exministro de Educación, Roberto Fulcar, será la historia que lo juzgará por sus acciones como incumbente.

“La historia lo va a juzgar, por primera vez en 52 años de lucha sindical va una turba a vocear improperios al sindicato, es una mancha que le quedará a Fulcar”, precisó el presidente de la ADP al referirse a la gestión del pasado ministro de Educación.

Hiraldo, acusó a Roberto Fulcar de enviar a empleados del ministerio de Educación a provocar a los maestros en el local de la ADP.

En ese mismo orden, informó que en la función de Fulcar se desvincularon cerca de 50 mil empleados administrativos los cuales no han sido repuestos, "en las escuelas no hay serenos, conserjes ni porteros, más del 50% de los planteles está carente de personal administrativos (sic)".

Hiraldo aclaró que no es partidario que personas cobren sin hacer alguna labor "que sean botellas", pero un reporte realizado de forma aleatoria a 750 escuelas, reveló que alrededor del 82% les falta personal administrativo al margen de los que cobraban sin trabajar.

No obstante, precisó que a más de un 50% de los planteles escolares les faltan profesores.

Pensionados y jubilados.

El presidente del gremio de los maestros declaró que alrededor de 4 mil pensionados están sin seguro médico situación que considera como insostenible e informó que desde hace tres semanas están a la espera de una reunión con el presidente Abinader  para tratar de solucionar el tema.

Dispositivos electrónicos.

Entiende que la modalidad debe ser híbrida, debido a que hay lugares donde no llega la tecnología y las aplicaciones caducan a los seis meses o no hay energía eléctrica todo el tiempo. "Los dispositivos eran clon de mala calidad".

Precisó, que los libros deben ser impresos y que no hay registros ni boletines de notas que indiquen que estén listos.