La caída de nichos así como cajas de muertos y esqueletos humanos ha provocado que familias completas hayan tenido que dejar botadas sus viviendas tras los derrumbes que se registran en el cementerio municipal de la 30 de marzo.

SANTIAGO, República Dominicana.- La caída de nichos así como cajas de muertos y esqueletos humanos ha provocado que familias completas hayan tenido que dejar botadas sus viviendas tras los derrumbes que se registran en el cementerio municipal de la 30 de marzo.

Cuatro familias han tenido que abandonar sus viviendas en los multi familiares del Congo, tras los derrumbes que se registran desde hace cerca de tres meses.

Debido al desplome de la pared del cementerio de la 30 de marzo, varios nichos se han ido abajo y afirman el mal olor en la zona es inaguantable.

Señalaron que si el ayuntamiento no interviene, iniciaran movilizaciones de protestas.

Estas personas indignados por la situación indicaron que los derrumbes se agravaron debido a las lluvias dejadas por el huracán Irma y María.