Usuarios de ese medio de transporte explicaron que esperaron al último día debido a la falta de dinero.

Por: Sandy Cuevas.

SANTO DOMINGO.- Este viernes los centros de regularización de motocicletas en el Gran Santo Domingo, lucieron abarrotados al vencer esta tarde la segunda  prórroga del plan que busca identificar a cada motorista y rotular sus cascos y chalecos como una forma de prevenir el uso de esos vehículos en actos delictivos.

En medio del descontento de los motoristas, las largas filas para realizar el trámite comenzaron desde muy temprano en la mañana en los diferentes centros de regularización.

Mientras varios motociclistas insisten que no se habían regularizado por falta de 600 pesos que cuesta el trámite, otros aún muestran apatía sobre el programa, pero dicen que se ven obligados a realizar el proceso y obtener los rótulos para sus respectivos cascos y chalecos ante el temor de ser detenidos y multados por los agentes de tránsito desde este sábado.

El plan del gobierno que busca tener control en motoristas, es visto como un fracaso por algunos usuarios, por considerar que aunque estén al día con sus documentos son asediados por las autoridades.

El proyecto comenzó el 4 de junio con un plan piloto en el que unos 15 motoristas de la capital realizaron el trámite. Desde septiembre, el programa se extendió a diferentes centros en el Gran Santo Domingo y el plazo ha sido extendido en dos ocasiones.