Mientras que el ministerio de Salud informó que las personas que cuentan con una dosis con menos de un mes de vigencia podrán circular con su tarjeta de vacunación.

Por Escarlen Batista

SANTO DOMINGO.- A solo horas de que desde este lunes todos los mayores de 12 años deban presentar su tarjeta de vacunación en escuelas, transporte colectivo, bancos, centros de recreación, comercios e instituciones públicas, los centros de inoculación lucían abarrotados este domingo por quienes, por diversas razones, aún no se inmunizaban.

Las largas filas reaparecieron. Luego de meses en los que los centros de vacunación estuvieron desiertos, las aglomeraciones de personas con sombrillas en mano para protegerse del sol se propagaron por los centros de vacunación.

Y con la prolongada espera en las filas, también surgieron los reclamos y la incomodidad, como William Mejía, quien aseguró que, pese a no querer inocularse, se vio obligado por las restricciones que entran en vigencia este lunes, ya que de hacerlo tendría que quedarse aislado en su casa.

En las filas se pudieron observar padres de familia con sus hijos menores, al igual que jóvenes y adultos mayores, población que estaba más rezagada para recibir el suero.

El ministerio de Salud informó que las personas que cuentan con una dosis con menos de un mes de vigencia podrán circular con su tarjeta de vacunación.

Será a partir de este lunes cuando cada ciudadano del territorio nacional deberá presentar su tarjeta de vacunación para acceder a instituciones públicas y privadas y usar el transporte público, hasta que se alcance el 70 por ciento de vacunados