Martínez, consideró que es urgente reaperturar la economía en lo que tiene que ver con negocios cuya naturaleza es operar en horas nocturnas como bares y restaurantes, de los cuales muchos propietarios ya se han ido a la quiebra y otros corren el mismo riesgo.

SANTIAGO.- Ante el prolongado Estado de Emergencia que durante más de un año ha venido afectando la producción nacional y la operatividad de muchos negocios, el alcalde de Santiago, Abel Martínez, solicitó hoy al Gabinete de Salud y al presidente Luis Abinader, excluir a esa demarcación del toque de queda vigente.

Martínez, consideró que es urgente reaperturar la economía en lo que tiene que ver con negocios cuya naturaleza es operar en horas nocturnas como bares y restaurantes, de los cuales muchos propietarios ya se han ido a la quiebra y otros corren el mismo riesgo.

“Este cierre se traduce en desempleo de miles de santiagueros y en la quiebra de pequeñas y medianas empresas ligadas de forma directa e indirecta a ese sector”, expresó.

El ejecutivo municipal indicó, además, que la situación de encierro que vive la población está afectando su salud mental, aumentando significativamente la asistencia a terapias psicológicas, muchas de las cuales tampoco las cubren los seguros médicos.

En ese sentido dijo que el encierro también ha disparado los niveles de violencia, porque a su juicio, las personas reflejan poca tolerancia ante cualquier situación.

“Santiago es una de las ciudades con mayor porcentaje de personas vacunadas y ante la realidad de que tenemos que seguir conviviendo con el Covid-19, no podemos descuidarnos y es necesario que sigamos con el uso de mascarilla y el distanciamiento, pero vamos a darle la libertad a la población, de poder tener esparcimiento, de compartir con sus seres queridos en lugares que cumplan con el protocolo sanitario establecido por las autoridades”, indicó Abel Martínez.

Manifestó además, que el Covid-19 es una realidad con la que el mundo entero tiene que aprender a vivir, y en ese sentido enfatizó que lo que debemos es ser estrictos con los establecimientos, creando una red de supervisión que garantice el cumplimiento del distanciamiento, respetando la capacidad aprobada, las medidas de higiene, y la municipalidad de Santiago actuará con responsabilidad ante esta situación, “de eso estamos seguros”.

“Vamos a darle un voto de confianza a los propietarios de bares y restaurantes, porque sé que están dispuestos a cumplir y hacer cumplir las medidas para seguir operando y así, no llegar a la otra opción que es el cierre definitivo de los que aún no se han ido a la quiebra. Vamos a darle un voto de confianza también a la población y en la misma medida, fomentar la vacunación y el auto cuidado”, expresó Abel Martínez.

Finalmente, el ejecutivo municipal explicó que su propuesta va en el ánimo de proteger la salud de la población, tanto física como mental, asegurando que Santiago, está en capacidad de asumir de forma responsable toda esta situación, para seguir conviviendo con el Covid-19, sin las restricciones del toque de queda.