SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez, manifestó este lunes la necesidad de la creación de un sistema más efectivo para poner freno a los feminicidios, con la creación de más albergues para mujeres maltratadas y el desarrollo de programas para regenerar a agresores.

En ese sentido, entiende que este mes de la No Violencia contra la Mujer es propicio para insistir en ponerle freno a esta acción criminal y sobre todo erradicar de una vez por todas, la perjudicial creencia de que estos hechos se tratan de un asunto privado.

Aseguró que desde la Cámara de Diputados se asumirá en un ciento por ciento la lucha contra la violencia intrafamiliar, adecuando la legislación vigente, para hacerla más efectiva.

Martínez refirió que el feminicidio se ha convertido en la principal causa de muerte de las mujeres dominicanas, la mayoría de ellas de menos de 35 años y dijo que de acuerdo a las estadísticas oficiales, un 24 por ciento de las féminas de edades entre los 14 y los 49 años han sufrido abusos y más de 600 han sido asesinadas en los últimos cinco años, lo que consideró como escandaloso y preocupante.

“Estos son apenas los casos que se denuncian, pero tristemente la violencia contra la mujer muchas veces se mantiene en secreto por el temor de las víctimas o por la pasividad de testigos que no se han percatado de que no hacer nada, los convierte en cómplices”, manifestó.

Para el titular de la Cámara Baja se hace urgente la necesidad de concienciar a una población en la que todavía abunda el machismo, motivo por el que existe una permisividad social al maltrato contra la mujer.

“Esta actitud discriminatoria a veces se  pone en evidencia en hombres que reciben las denuncias, lo que se traduce en que parte importante de los casos de mujeres asesinadas se ha confirmado que las mismas habían dado una voz de alerta que fue ignorada”, concluyó.