El gobierno de Luis Abinader cumple sus primeros 60 días, nueve semanas cargadas de decisiones, anuncios, logros, controversias y un discurso oficial en el que abundan denuncias y críticas a las autoridades salientes.

SANTO DOMINGO.-El gobierno de Luis Abinader cumple sus primeros 60 días, nueve semanas cargadas de decisiones, anuncios, logros, controversias y un discurso oficial en el que abundan denuncias y críticas a las autoridades salientes.


La lista de decisiones bien valoradas de la gestión de Abinader la encabeza la designación de Miriam Germán como procuradora general de la República, en respuesta al pedido popular de un ministerio público independiente.


Sectores de la sociedad aplaudieron también el anuncio de eliminación de el Primera Dama, la OISOE (Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado), el Consejo Estatal del Azúcar (CEA), el Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper)e integrar  la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) al Ministerio de Energía y Minas.


Igualmente se han valorado los avances en el sector salud que van desde aumento en el presupuesto al ministerio, pago de adelanto para la vacuna del COVID-19 y mejora en los indicadores de internamientos por la enfermedad, a la par con reducción en la cifra de muertes y contagios.


Desde ya el gobierno se ufana de haber reducido en un 50 por ciento el gasto público con relación al último mes de la gestión de Danilo Medina, de colocar 3,500 millones de dólares en bonos soberanos y de decisiones determinantes como cortar relaciones con Odebrecht, eliminar los gastos navideños en las instituciones y designar un equipo de abogados para recuperar el dinero robado al estado.


Pero no todo ha sido luces. Así como aplausos el novel gobierno ha sido señalado en varias ocasiones, siendo la decisión de mayor rechazo la intención de incluir nuevos impuestos para el 2021, decisión que psoteriormente fue reculada.


También se cuestionó en los primeros días de gestión la abundancia de familiares cercanos en el gabinete presidencial y las designaciones de parientes en el servicio exterior.


Y, como es común en los cambios de gobierno, no han faltado las exigencias de compañeritos de partido que aspiran a ocupar puestos en la administración pública, pedido que más de un funcionario ha ofrecido atender.


Finalmente, tanto el Poder Ejecutivo como instituciones han denunciado supuestas irregularidades que atribuyen a la gestión saliente. Entre estos señalamientos está la supuesta mafia que vendía nombramientos en el Ministerio de Salud Pública, las irregularidades en el programa Quédate en Casa, la sustracción de discos duros del Plan Social de la Presidencia, la ausencia de archivos de las Visitas Sorpresa y las más de 2,000 botellas que supuestamente había en la nómina de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD).


Así el primer bimestre de Luis Abinader ha sido activo, cargado de encuentros, muchos encuentros, decretos, visitas y abundantes declaraciones públicas. La más reciente fue hace ocho días y la próxima será esta noche a las 9:00.