En su discurso presentado ante la Asamblea General de la ONU, el presidente Abinader exigió con firmeza y de forma tajante que la comunidad internacional no debe y “no puede” abandonar al pueblo haitiano en estos momentos.

NUEVA YORK.- El presidente Luis Abinader afirmó ante el cónclave de la Asamblea General de las Naciones Unidas que aunque la República Dominicana ha mostrado y seguirá mostrando la solidaridad y la colaboración debidas al pueblo dominicano, reiteró que no hay ni habrá, jamás, una solución dominicana a la crisis de Haití.

En su discurso presentado ante la Asamblea General de la ONU, el presidente Abinader exigió con firmeza y de forma tajante que la comunidad internacional no debe y “no puede” abandonar al pueblo haitiano en estos momentos en que los niveles de inseguridad lo están encaminando a su autodestrucción.

Alertó que ante la división actual que existe entre el liderazgo haitiano, y la peligrosa presencia de bandas criminales que controlan una buena parte de su territorio, los haitianos por sí solos no podrán pacificar su país y mucho menos garantizar las condiciones para establecer un mínimo de orden.

Consecuentemente, subrayó que lo más importante e inmediato es la seguridad en Haití, y que solo después de haberlo logrado, pueden llevarse a cabo unas elecciones libres, justas y confiables.