indicó que en las partidas de uso discrecional, de enero a septiembre de 2020 se gastaron 4,437 millones, mientras que en el mismo período ya con este gobierno, apenas se ejecutaron 161 millones de pesos, para reducción del 2,648%.

SANTO DOMINGO.- El presidente Luis Abinader reveló que entre enero y septiembre de 2021 han disminuido un 255% los gastos con respecto al mismo periodo del año anterior, en todas las partidas, que no afectan directamente al bienestar de los dominicanos, consiguiendo un ahorro de más de 27 mil millones de pesos.

Entre las más significativas señaló una reducción en el gasto de publicidad y propaganda del 70%, al bajar de más de 5,490 millones de pesos durante el período anterior a 1,612 millones en este.

Asimismo, indicó que en las partidas de uso discrecional, de enero a septiembre de 2020 se gastaron 4,437 millones, mientras que en el mismo período ya con este gobierno, apenas se ejecutaron 161 millones de pesos, para reducción del 2,648%.

En tanto, en dietas de alimentos y bebidas el gasto se ha reducido un 143%. Precisó que dentro del país la reducción de dietas alcanzó un 2,136% respecto a 2020, y en viáticos a personas con labor diplomática y consular la disminución llega al 87%.

En la compra de muebles y equipos de oficinas gubernamentales, la ejecución en 2021 fue de un 479% menos con relación a 2020 y en materiales perecederos, las reducciones sobrepasan el 1,500%.

Además, han reducido estructuras, eliminado entidades y fusionado otras.

Puso como ejemplo el despacho de la Primera Dama, Procomunidad, la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado OISOE, el Consejo Estatal del Azúcar; la CDEEE; FONPER, o la fusión de la DIAPE y el DICOM entre otras.

Adelantó que seguirán en esta misma línea para mejorar la calidad del gasto.

Con una gestión de la administración más eficiente, han conseguido que PROMESE adquiriera más medicamentos con el mismo presupuesto.

También, que los Comedores Económicos y el Plan Social hayan aumentado un 30% sus raciones y ayudas con los mismos recursos, o que empresas públicas como Refidomsa o el Banco de Reservas hayan tenido más beneficios.