El mandatario negó además que el sistema de salud esté a punto de colapsar tras el incremento del COVID-19.

SANTO DOMINGO.-El presidente Luis Abinader admitió este lunes que en el Gran Santo Domingo se ha registrado un rebrote de COVID-19 en los últimos días, lo que se ha visto reflejado en el incremento de la ocupación hospitalaria tanto a nivel público como privado, especialmente en las salas de cuidados intensivos, donde la tasa de ocupación aumentó a 57 por ciento a nivel nacional.

"El rebrote está en el Gran Santo Domingo y se están aumentando las camas, especialmente las camas UCI. Esa es la realidad, hay que informar con la realidad", dijo el mandatario.

El mandatario negó además que el sistema de salud esté a punto de colapsar tras el incremento del COVID-19.

Solo en el Gran Santo Domingo, en la red pública, de seis unidades de cuidados intensivos de COVID, cuatro están abarrotadas, aunque las autoridades aseguran que el sistema de salud no está colapsado.

Unos cuatro pacientes contagiados del virus permanecían en camillas en el hospital Francisco Moscoso Puello y otros recibían atenciones sentados mientras esperaban por una cama.

En el caso de los hospitales COVID del Gran Santo Domingo, en el Félix María Goico, Moscoso Puello y Rodolfo de la Cruz Lora, no hay camas disponibles de UCI; el Marcelino Vélez Santana está ocupado en un 94 por ciento, mientras en CECANOT hay un 78 por ciento de ocupación y la Ciudad Sanitaria tiene un 75 de sus camas llenas.  Full

Cuando al 16 de abril el número de pacientes en UCI era de un 31 por ciento, para la misma fecha este mes, la ocupación es de 57 por ciento, según el boletín de este lunes.

Las autoridades pidieron una vez más a la población a no solo a vacunarse contra el COVID-19, sino también a continuar con las medidas preventivas para evitar el contagio de la enfermedad.