SANTO DOMINGO.-El presidente Luis Abinader condenó hoy lo que calificó de una mafia internacional operante en la frontera con Haití por la que se trafica con ajo, cigarrillos y clerén, principalmente. Aseguró que esta situación está motivada por la ausencia de impuestos a estos productos en el extranjero.


El mandatario dijo estar sorprendido al enterarse que son

estos los productos que más se están confiscando a diario lo que, agregó,

quiere decir que algunos pasan.


En referencia al contrabando de ajo, Abinader explicó que

el precio del ajo internacional es muy por debajo del costo del ajo dominicano,

pero que el dominicano se encarece increíblemente por las importaciones.


Añadió que actualmente en la problemática hay dos

aspectos. Por un lado, dijo, están “los proteccionistas que dicen vamos a

producir no importa lo que cueste”.


Por otra parte están los llamados liberales quienes, citó

Abinader, dicen “si otros países subsidian, vamos a importar para consumir

barato”.


En conclusión lo que sucede es que en el país se está

importando ajo y se le pone tasas, algo que el presidente dijo a su modo de ver

es ilegal. El fin de esto, continuó Abinader, es que llegue mucho más caro que

el que se produce en el país.


“Al haber esa diferencia de precio entre el ajo que se vende aquí y allá, obviamente hay un apetito para traerlo de manera ilegal”, dijo el presidente previo a decir que eso va a cambiar.


Las declaraciones del presidente se dieron hoy durante un encuentro con medios de comunicación en el Palacio Nacional en el que estuvieron presentes Alicia Ortega, Manuel Quiroz y Rosa Encarnación, del Grupo SIN.