En el acto estuvo la alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía; el ministro de Turismo, David Collado; el ministro de Presidencia, José Ignacio Paliza; y otros funcionarios.

SANTO DOMINGO.- El presidente Luis Abinader encabezó hoy el acto de inicio del remozamiento de la intersección de las avenidas Duarte con París, actualmente hacinada y de tránsito caótico.

Abinader se comprometió con los buhoneros y comerciantes del lugar a elevarles el seguro de Senasa hasta el plan premium, brindarles apoyo a través de la Banca Solidaria y que sus negocios serán propios y podrán tomar créditos.

En el acto estuvo la alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía; el ministro de Turismo, David Collado; el ministro de Presidencia, José Ignacio Paliza; y otros funcionarios.

El proyecto contempla iluminación urbana, recuperación de las aceras, casetas y arte urbano.

Con una inversión de un millón de dólares provenientes del sector privado, el Gobierno junto a la Alcaldía del Distrito Nacional iniciaron este lunes los trabajos de  intervención de la icónica intersección de las avenidas Duarte con Paris, con miras a eliminar el caos y el desorden que por décadas han caracterizado esa arteria comercial de la capital.

Transformar la Duarte con Paris ha sido una promesa incumplida a través de los años. Por décadas, el hacinamiento, el ruido y el desorden de las ventas improvisadas en la acera han convertido  esa arteria comercial en el dolor de cabeza de choferes y transeúntes.

Es por eso que este nuevo intento de organizar la icónica intersección contempla, en una primera etapa, la reubicación de los denominados buhoneros en nódulos comerciales que permitirán mejorar la viabilidad en la zona.

Al encabezar la actividad, el presidente Abinader aseguró que además elevarán la calidad de vida de los comerciantes de la zona.

La intervención se hará en base a un modelo implementado en Guayaquil, Ecuador, según explicó el ministro de turismo, David Collado, quien inició el proyecto en la Alcaldía del Distrito Nacional que continuará ahora la alcaldesa Carolina Mejía.

La noticia de la intervención fue recibida con escepticismo entre  vendedores de la zona, quienes aseguraron que no se oponen a las mejoras siempre que se les permita continuar laborando con normalidad.

Los trabajos en ese punto comercial también contemplan el remozamiento de aceras, contenes, drenaje pluvial, el soterramiento de cables e iluminación.

Según las estadísticas de la Asociación de Buhoneros del Distrito Nacional, en la Duarte con Paris laboran alrededor de 700 vendedores ambulantes.