No es la primera vez que el mandatario comparte anécdotas de su hogar en público, ya que hace el pasado seis de julio dijo que en su casa tenía una protesta diaria por el pasado horario del toque de queda.

REDACCIÓN.- El presidente de la República, Luis Abinader, encabezó este domingo un acto inaugural de un acueducto en Cienfuegos, Santiago, donde felicitó a los padres dominicanos en su día de celebración.

En la actividad, el jefe de Estado compartió con los presentes el enojo de su esposa, Raquel Arbaje, ya que se encuentra trabajando y hace que otros hombres trabajen en el Día de los Padres, ocasión que es para estar con la familia, según la primera dama.

“Primero, felicidades a todos los padres. Raquel, mi esposa, no está aquí porque está molesta porque dice que yo no debo trabajar ni poner a trabajar en un Día de los Padres. Ustedes saben que yo gobierno en todo el país menos en mi casa, y quiero felicitar especialmente a todos los padres de la República Dominicana”, expresó Abinader mientras los demás reían.

No es la primera vez que el mandatario comparte anécdotas de su hogar en público, ya que hace el pasado seis de julio dijo que en su casa tenía una protesta diaria por el pasado horario del toque de queda.

“Pero los que están más cansado, en mi casa me protestan todos los días mis hijas, todos los días tengo esa protesta, la tengo yo en mi casa con tres mujeres”, expresó en esa ocasión el jefe de Estado.