"Hasta el punto de que la mayoría de los compromisos de entrega de vacunas se han ido postergando de forma injusta. No pedimos que nos las regalen. Solo que dejen que los laboratorios cumplan con lo acordado", dijo.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El presidente Luis Abinader dijo que hay falta de solidaridad de los países más desarrollados con respecto a las dosis de vacuna anticovid.


"Hasta el punto de que la mayoría de los compromisos de entrega de vacunas se han ido postergando de forma injusta. No pedimos que nos las regalen. Solo que dejen que los laboratorios cumplan con lo acordado", dijo.


Fragmento del discurso sobre el COVID-19


Durante los primeros meses de mi gobierno tuvimos que afrontar lo más duro de la crisis sanitaria. Aún recuerdo como dos días antes de mi juramentación, el anterior director del Servicio Nacional de Salud aseguró que el sistema estaba colapsado. Esta fue la herencia que recibimos y a la que tuvimos que darle la vuelta. 


Por ello, reforzamos la atención hospitalaria y añadimos 15 mil millones de pesos al sistema de salud, hasta llegar a más de 66,000 millones con los cuales aumentamos el número de camas donde fue necesario. Duplicamos nuestra capacidad en las unidades de cuidados intensivos, aceleramos la apertura de hospitales y centros de asistencia primaria que se encontraban en construcción, y formamos a más de 1,000 médicos y enfermeras en un gran programa nacional para ser más eficaces en la lucha contra el virus.


En pocas semanas pusimos en marcha un plan nacional de detección, aislamiento, rastreo y tratamiento de contagiados que nos ha ayudado a ser uno de los países del mundo con menor índice de mortalidad en esta pandemia. 


Actuamos con urgencia porque sabíamos que de nuestras acciones dependía la vida de millones de nuestros conciudadanos. 



Y cuando tras meses de incertidumbre por fin se descubrió la vacuna, el Gobierno había hecho ya su trabajo para que la República Dominicana no se quedara al margen.


Este pasado 15 de febrero presentamos el Plan Nacional de Vacunación, uno de los más ambiciosos de América Latina.


Este plan supuso la compra de 20 millones de dosis, 10 millones a AstraZeneca, 8 millones a Pfizer y otros 2 millones a través del sistema COVAX de la OMS.


Pero permítanme en este punto decir alto y claro, que en este tiempo hemos sentido la falta de solidaridad de los países más desarrollados, hasta el punto de que la mayoría de los compromisos de entrega de vacunas se han ido postergando de forma injusta. No pedimos que nos las regalen. Solo que dejen que los laboratorios cumplan con lo acordado. 


Consecuentemente, reaccionamos y estamos trabajando para asegurarnos una ruta segura de vacunas que nos permita sortear estas dificultades y cumplir con nuestro calendario previsto.


Ya han llegado al país 50 mil dosis procedentes de la India, formula Astra Zeneca y en los próximos días llegarán 90 mil mas. El pasado martes 23 de febrero llegaron 768.000 vacunas de los laboratorios Sinovac de China.


Además, tenemos asegurado el suministro de 2 millones más de dosis con esta farmacéutica que llegaran en dos partes, el 15 y el 25 de marzo, lo que nos permitirá completar las dos primeras fases de vacunación. Y para mayor seguridad, y ante la incertidumbre de entrega, también reservamos con Sinovac 8 millones de vacunas mas: 4 millones para entregar en abril y la misma cantidad en mayo. Es así como podemos asegurar que para finales de junio tengamos vacunada al 80 por ciento de la población dominicana.


Ya hemos vacunado la primera línea de personal de salud de atención al Covid 19. Seguimos avanzando de forma acelerada vacunando a todo el resto del personal de salud y al mismo tiempo empezamos a vacunar a los profesores del nivel inicial y primaria al igual que ya empezamos a vacunar por los asilos y los hogares de adultos mayores.


La semana próxima iniciaremos con todos los adultos mayores de 70 años. Espero acompañar a mi madre, a la que, a sus 81 años, le corresponde esta fase e invito a todos a que acompañen a sus padres, madres, familiares y vecinos para asegurar su vacunación.


Dije que la salud de los dominicanos era nuestro objetivo sagrado y nunca ahorraríamos ningún esfuerzo ni recursos en conseguir lo mejor para nuestro pueblo. Y eso estamos haciendo.


Desde aquí quiero agradecer a todos los países que han colaborado, a las organizaciones internacionales y a todo el equipo de salud de la República Dominicana el trabajo que han hecho para conseguir que este proceso se ponga en marcha con éxito. 


Pero para llegar hasta llegar aquí, y en mitad de la pandemia, además de proteger la salud, el gobierno tuvo también que poner en marcha el mayor escudo de protección social de toda nuestra historiapara paliar la incidencia de la crisis económica que afectó gravemente a la vida de millones de dominicanos y dominicanas.


Y no fue fácil hacerlo, porque el gobierno saliente no dejó planificada ni una hoja de ruta, ni un solo peso en las arcas del Estado.