Según dichas investigaciones, en la que no profundizó, cerca de la mitad de informaciones virales sobre delincuencia corresponde a hechos antiguos.

SANTO DOMINGO.- La delincuencia que vive el país ni es nueva ni se ha incrementado, consideró este martes el presidenteLuis Abinader al presentar estadísticas que muestran que la tasa de homicidios se mantiene igual al de años anteriores.

El gobernante reveló incluso que según las investigaciones de las autoridades, grupos a los que no identificó usan desde el extranjero las redes sociales para difundir informaciones antiguas o imprecisas sobre atracos.

“Son dos equipos de profesionales que desde el extranjero atacan al gobierno a través de redes sociales”, indicó el jefe de Estado, acompañado por el ministro de Defensa, Carlos Luciano Díaz Morfa, y el director de la Policía, Edward Sánchez.

Según dichas investigaciones, en la que no profundizó, cerca de la mitad de informaciones virales sobre delincuencia corresponde a hechos antiguos.

Además, recordó que “hay una sensación todavía mayor (de inseguridad) porque hay más cámaras” con las que la población capta hechos delictivos y los difunde por redes internet.

“Con las redes sociales, cualquier tema puede parecer peor”, indicó el jefe de Estado en un encuentro con directores de medios de comunicación en el que les pidió no guiarse de rumores, sino “seguir las estadísticas”.

Aunque reconoció que con 70 mil personas que han quedado desempleadas como consecuencia de la pandemia y tras la reapertura de actividades económica luego de un año de confinamiento sí ha habido algunos lugares donde se ha incrementado la delincuencia, como Santiago, Abinader descartó que el país viva una ola de hechos delictivos.

Bajo nivel de homicidios

Y como muestra, el director de la policía, Edward Sánchez, indicó que la tasa de homicidios del país está muy por debajo de la media regional que, según algunas estimaciones, ronda 18 muertes por cada 100 mil habitantes.

Según las estadísticas de Sánchez, en lo que va del año la tasa de homicidios se ubica en 10.7 casos por cada 100 mil habitantes, mientras que en 2018 se situaba en 10.4, en 2019 en 10.0 y sólo bajó en 2020 a 9.2 casos por cada 100 mil habitantes debido al confinamiento.

Sánchez destacó que del total de homicidios, sólo 3.5 por cada 100 mil habitantes corresponden a hechos delictivos, mientras que la mayoría está vinculada a violencia doméstica y social.

Por ello Abinader insistió en que impulsará el proceso de desarme de la población civil, ya que una persona armada tiene mayores posibilidades de morir de forma violenta.

Bajo auditorías

Como parte del plan del gobierno para mejorar la seguridad ciudadana, Abinader citó el proceso que ya emprendió para reformar a la policía, que incluye las inéditas autorías financiera a la institución armada por parte tanto de la Cámara de Cuentas como de la Contraloría General.