Abinader y el ministro de Turismo, David Collado, encabezaron la firma del acuerdo con más de seis instituciones del Estado y del sector privado para la ejecución del  Programa Integral de Desarrollo Turístico y Urbano de la Ciudad Colonial.

SANTO DOMINGO.- El presidente Luis Abinader aseguró hoy que el país tiene “las mejores condiciones para ser líder mundial del turismo y referente cultural y de ciudadanía”, esto durante la firma de un convenio para el desarrollo de la Ciudad Colonial.

 “Lo tenemos todo señores: el mejor sol, las playas más hermosas, la gastronomía más deliciosa y una cultura e historia sinigual”, dijo Abinader durante su discurso.

Abinader y el ministro de Turismo, David Collado, encabezaron la firma del acuerdo con más de seis instituciones del Estado y del sector privado para la ejecución del  Programa Integral de Desarrollo Turístico y Urbano de la Ciudad Colonial de Santo Domingo, con una inversión de 90 millones de dólares, a través de un financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Entre las principales instituciones que firmaron al acuerdo con MITUR figuran el Ayuntamiento del Distrito Nacional, Ministerio de Cultura, a través de la Dirección de Patrimonio de Monumental, EDEESTE, la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), INDOTEL y las prestadoras de servicio de telecomunicaciones; las cuales refrendaron su compromiso de participación y colaboración en los procesos de implementación de los proyectos del programa de revitalización de Ciudad Colonial.

Discurso íntegro del presidente:

 

Salutaciones,

 

Amigas y amigos,

 

Es siempre un placer acudir a todos los actos que como presidente de la República soy invitado, pero este tipo de eventos tienen en mi un especial impacto.

 

Porque resulta que en acciones como esta, se visibiliza, se pone en valor, la fuerza de la cooperación, la necesidad de actuar y los beneficos que esto puede generar.

 

Hace poco más de 30 años, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), declaró la zona colonial, sus calles y edificaciones, como Patrimonio de la Humanidad.

 

Desde ese momento, se nos fue encomendada la misión de preservar y valorizar un legado que refleja la esencia misma de la necesidad de trascender que tiene todo ser humano.

 

Nuestra Ciudad Colonial constituye el inicio del Nuevo Mundo, una ventaja en términos de desarrollo frente a toda la región. Pero no basta la ventaja de ser el primero para ir a la delantera, para ello es necesario el trabajo de todo un equipo, de aprender de la experiencia, de defender nuestra nacionalidad y sobre todo de trabajar siempre unidos.

 

Siempre he sostenido que nuestro país posee las mejores condiciones para ser líder mundial del turismo y referente cultural y de ciudadanía. Lo tenemos todo señores: el mejor sol, las playas más hermosas, la gastronomía más deliciosa y una cultura e historia sin igual.

 

Por eso, en nuestro plan de desarrollo todo tiene que ser tratado desde una visión general e integral.

 

Todo necesita ser visto desde diferentes prismas e integrarlo de manera conjunta con todos los actores implicados.

 

Quiero destacar aquí y dar las gracias a los ministerios de Turismo (MITUR) y CULTURA, así como a la Alcaldía del Distrito Nacional por su implicación en esta visión.

 

Hemos hecho mucho, pero debemos seguir haciendo más.

 

Por eso firmamos estos convenios, para ser más ambiciosos y conquistar todas las metas de manera más rápida y eficiente.

 

Todos tenemos que aportar y todos debemos colaborar.

 

En estos convenios que hoy firmamos, reiteramos ese compromiso, con más instituciones involucradas, con más actores implicados y con una hoja de ruta bien diseñada.

 

Hoy nos acompañan colegas, líderes comprometidos que ponen sus recursos y esfuerzos a disposición de nuestra patria, al rescate de nuestra historia y de lo que somos, para seguir dando valor a nuestro patrimonio.

 

Hoy todas las empresas aquí presentes, una vez más, se comprometen, se arriesgan y apuestan por nuestro futuro y el del país.

 

A todos ellos, gracias de corazón.

 

Señoras y señores,

 

Siempre lo he dicho: “Juntos somos mejores, pero sobre todo, juntos somos imparables.”

 

Son estas acciones y este esfuerzo mancomunado, los que me dan más fuerzas para seguir empujando en la meta que nos hemos marcado; dejar un país mejor del que nos encontramos.

 

Somos historia viva y estamos rescatándola de la mejor manera para que todos podamos conocerla y disfrutarla.

 

Lo vale esa historia, lo vale este tesoro único que administramos, nuestra Zona Colonial, y lo valen cada uno de los dominicanos y dominicanas.

 

Hoy, podemos decir con mucho orgullo; Viva Santo Domingo y su gente. Y viva su legado y su sello inconfundible.

 

Muchas gracias a todos y todas y que Dios bendiga al pueblo dominicano.