El jefe de Estado habló luego de realizar una visita a las instalaciones del Cuerpo de Seguridad Presidencial (Cusep) donde se anunció que los miembros de la institución recibirán una vivienda a través del programa Vivienda Feliz que desarrolla el gobierno.

SANTO DOMINGO.- "Yo no me involucro en los temas judiciales, tenemos un Ministerio Público que actúa de manera independiente", fue la respuesta del presidente Luis Abinader al ser cuestionado por los generales apresados por casos de corrupción, como ha sido Operación 5G desarrollada por las autoridades y en la que también resultaron varios coronales arrestados.

El jefe de Estado habló luego de realizar una visita a las instalaciones del Cuerpo de Seguridad Presidencial (Cusep) donde se anunció que los miembros de la institución recibirán una vivienda a través del programa Vivienda Feliz que desarrolla el gobierno.

Luis Abinader hizo acto de presencia en esa institución la tarde de hoy  en medio de una polémica por la investigación de actos de corrupción que involucra a dos generales que estaban adscritos a la seguridad del expresidente Danilo Medina.

Actualmente la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), tiene en curso las investigaciones Coral y Coral 5G; con la que en la primera etapa del proceso investigativo puso en prisión preventiva por 18 meses al general Adán Cáceres, exjefe de seguridad del Cusep.

Con la segunda fase (Coral 5G) pretende encaminar por el mismo destino al general de brigada Julio Camilo de los Santos Viola, quien una vez Cáceres fue apresado a finales del pasado mes de abril por su supuesta participación de un entramado corrupto militar-religioso dedicado al robo del erario público, De los Santos Viola, quien se desempeñaba como subjefe del Cuerpo de Seguridad Presidencial de Medina, pasó a comandar el equipo de protección del dos veces presidente Medina.

Según el Ministerio Público una de las principales fuentes de recursos ilícitos, utilizada por los miembros del entramado consistía en la distracción de fondos de las nóminas del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur), hoy Politur, y del Cuerpo de Seguridad Presidencial (CUSEP).