El compromiso se quedó  en el camino y por segunda ocasión 12 meses después, el mandatario vuelve a rendir cuentas ante Asamblea Nacional con esta tarea pendiente.

Santo Domingo.- Fue el 27 de febrero del año pasado y en el Congreso Nacional que el presidente Luis Abinader hizo la promesa de que presentaría un proyecto para reformar la Ley de Hidrocarburos 112–00, a fin de revisar la estructura de costos y todo lo relacionado a la fijación de los precios de combustibles.

Sin embargo, el compromiso se quedó  en el camino y por segunda ocasión 12 meses después, el mandatario vuelve a rendir cuentas ante Asamblea Nacional con esta tarea pendiente.

En su discurso del año pasado, Abinader puso como ejemplo que solo en los dos primeros meses del 2021, y para paliar los constantes incrementos al precio de, el Gobierno ha tenido que asumir unos costes de RD$967 millones de pesos, al cerrar ese año la partida por este subsidio supero los 15 mil millones de pesos.

“Desafortunadamente este sector depende en gran medida de insumos importados, cuyos precios, en los mercados internacionales, incluyendo los altos costos de transporte, derivados del aumento del precio del petróleo, han experimentado alzas exorbitantes, que se traducen en aumento de precios para el consumidor local”, reflexionó el mandatario en su primer discurso de rendición de cuentas del 2021 tras asumir la dirección del Poder Ejecutivo el 16 de agosto del 2020.

Pese a que la situación de los combustibles se ha agudizado  en República Dominicana, mandatario hizo el anuncio de la reforma de la Ley de Hidrocarburos después de explicar el impacto negativo que el precio internacional de los combustibles está teniendo en el sector agropecuario y en los productos de la canasta básica consumida por el pueblo dominicano.

El espinoso tema que deberá de enfrentar el mandatario nueva vez, ahora se encuentra con alzas que ya acumulan 45.5 pesos en el caso de la gasolina premium entre el 26 de febrero de 2021 y el 23 de febrero 2022. En el mismo periodo la gasolina regular subió 42 pesos; el gasoil óptimo, 38.6; gasoil regular, 36 y el gas licuado de petróleo, 19.5.