Raquel Arbaje, que ayer pidió perdón a la familia Rosado por la muerte de Leslie, acompañó esta mañana al presidente, Luis Abinader, a ofrecer sus condolencias.

Por Jayssi Capellán

SANTO DOMINGO.-El presidente Luis Abinader y la primera dama, Raquel Arbaje, acudieron este martes a la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln para dar pésame a los familiares de la arquitecta Leslie Rosado, ultimada de un disparo en la cabeza por un cabo de la Policía Nacional la noche del sábado en Boca Chica.

Desde temprano, los miembros del Protocolo y de la Avanzada Presidencial se encuentraban en las instalaciones de la funeraria a la espera del mandatario.

Este hecho ha consternado a toda la sociedad dominicana por lo que diversas personalidades de la vida pública y funcionarios se han presentando para ofrecer sus condolencias a la familia.

El cuerpo de Leslie Rosado será sepultado alrededor de las 11 de la mañana en el cementerio Jardín Memorial.