Aclaró que al tratarse de un delito patrimonial que tiene una connotación privada, el Ministerio Público necesita de la participación de las víctimas para llevar a cargo una acción penal.

SANTO DOMINGO.- La estafa piramidal necesita de un prototipo penal distinto debido a que pertenece a otro tipo de estafa a la que está tipificada en el actual Código Penal Dominicano, estimó el abogado constitucionalista Eduardo Núñez.

Aclaró que en la etapa piramidal se involucran muchas personas dentro de una estructura contrario a la estafa normal el cual es un delito para pocas víctimas y tiene una pena máxima de apenas dos años.

En relación a la empresa “Inversiones 3.14” dirigida por Wilkins García, alias (mantequilla), Núñez precisó que el Estado hizo su trabajo en denunciar que ahí había una irregularidad, no obstante, las personas siguieron llevando su dinero, por eso se discute si hubo una falta de las víctimas.

Aclaró que al tratarse de un delito patrimonial que tiene una connotación privada, el Ministerio Público necesita de la participación de las víctimas para llevar a cargo una acción penal.

“No es un engaño típico de una estafa. Se complica más porque la Superintendencia de Bancos hizo un anuncio, aun así la entrega del dinero se hizo de manera voluntaria”, aclaró Núñez.

Núñez, indicó que la regulación que aplica ese tipo de negocios es más de carácter privado que a la intermediación financiera que regula el Estado, de igual modo, debería pagar impuestos de las ganancias que produzca su negocio.