Residentes  del sector de Cristo Rey se mostraron renuentes a un plan total de desarme.

Por Carolina Oleaga

SANTO DOMINGO.- Cuando ya han pasado casi dos semanas de que el gobierno puso en marcha el plan piloto de Seguridad “Mi País Seguro, con el que busca desarmar a la población civil, los centro de acopio de armas aún lucen vacíos.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos advirtió que la falta de información podría hacer que fracase la campaña de seguridad ciudadana fracase.

De esta forma definió el presidente de la Comisión de los Derechos Humanos, Manuel Mercedes, la campaña de desarme, que tenía la mañana de este martes una concurrencia nula, según un recorrido realizado por SIN por distintos centros de acopio de armas.

De acuerdo con Mercedes, esto se debe a la falta de información y  motivación así como a una estrategia no bien realizada por el Ministerio de Interior y Policía.

Mercedes criticó que como incentivo, las autoridades paguen menos del costo en el mercado de cada de una de las armas, lo que podría hacer que el plan como tal fracase.

Residentes  del sector de Cristo Rey se mostraron renuentes a un plan total de desarme, al asegurar que de hacer la entrega, se quedarían sin un mecanismo de defensa contra los delincuentes.

Este martes el Plan Social de la presidencia entregó raciones de alimentos en todo Cristo Rey, a fin de motivar a la ciudadanía a acogerse al plan de desarme.

Para conocer en detalles, cuantas armas han sido entregadas y como es el proceso de pago, Noticias SIN intentó comunicarse con el Ministerio de Interior y policía, pero no fue posible.