Así lo reconoció Jorge Montalvo, presidente de la Asociación Dominicana de Productores y Promotores de Vivienda (Acoprovi), quien estima, al igual que otros en el sector, que el incremento ronda el 30%.

SANTO DOMINGO.- Ante la actual crisis alcista en los precios que afecta los materiales de construcción, desarrolladores, promotores, compradores de vivienda y el Estado deberán absorber parte de la carga económica del sector.

Así lo reconoció Jorge Montalvo, presidente de la Asociación Dominicana de Productores y Promotores de Vivienda (Acoprovi), quien estima, al igual que otros en el sector, que el incremento ronda el 30%.

“Lo ideal es que todos los sectores tengamos nuestra cuota de sacrificio para echar hacia adelante estos proyectos”, dijo tras asegurar que lo ideal es entre todos los actores encontrar una solución rápida y efectiva a la situación.

Dijo que esta alza afecta no solo al sector privado sino que impacta en los proyectos del gobierno para desarrollar proyectos de bajo costo.

“Es una situación que va a afectar y está afectando los números que han hecho las autoridades con relación a los precios a que quieren que lleguen esos apartamentos a la población (…) un apartamento que lo tenían contemplado en un millón de pesos, con un 30% automáticamente está llegando a un millón 300 mil, con todo lo que eso implica”.