Advirtierón, además que la decisión continuará provocando muertes que podrían evitarse, como el caso de Rosaura (Esperancita), de 16 años

SANTO DOMINGO.- El Movimiento por Las Tres Causales repudió la decisión de la Cámara de Diputados de excluir las tres excepciones a la penalización del aborto en el Código Penal: cuando la vida de la niña o mujer está en riesgo, cuando el embarazo es inviable y cuando es resultado de violación o incesto.

Advirtierón, además que la decisión continuará provocando muertes que podrían evitarse, como el caso de Rosaura (Esperancita), de 16 años y el caso aún en investigación de Winifer Núñez, de 25 años, quien perdió la vida hace menos de un mes y cuya familia asegura que fue a consecuencia de una malformación de la criatura.

“Las y los diputados, que votaron por un código sin la despenalización del aborto en las tres causales, le fallaron a la sociedad, Alfredo Pacheco y el liderazgo del PRM dieron la espalda a las niñas y mujeres dominicanas, negándoles la posibilidad de decidir sobre sus vidas y su salud cuando están en riesgo. Esta es una expresión de irresponsabilidad de las y los legisladores de la Cámara Baja, que votaron a favor de la muerte y atropello de las mujeres”, expresaron las organizaciones, colectivos y activistas que forman parte del movimiento.

Le hicieron un llamado a las senadoras y senadores a consultar a las expertas y expertos en la materia, a estudiar las legislaciones de otros países y, sobre todo, a conocer las consecuencias que estas medidas de penalización absoluta de la interrupción del embarazo, tienen para las familias dominicanas.

El Movimiento por las Tres Causales, aseguró que el presidente Luis Abinader y la dirigencia del PRM tienen aún la oportunidad de demostrar al país su compromiso con la construcción de un verdadero Estado de Derechos, que proteja a la gente, en vez de abandonarles cuando más lo necesitan.

Finalmente, aseguraron que “Nuestra lucha no se detiene, solo cambia de escenario, nos seguiremos movilizando en todos los espacios y rincones de nuestro territorio y ante todos los organismos nacionales e internacionales garantes del cumplimiento del respeto de los derechos humanos y lucha contra la violencia y discriminación contra mujeres y niñas”.