A poco más de nueve meses desde el  comienzo de la administración, ya son varios los funcionarios cancelados o suspendidos en medio de escándalos mediáticos.

SANTO DOMINGO.- A poco más de nueve meses desde el comienzo de la administración, ya son varios los funcionarios cancelados o suspendidos en medio de escándalos mediáticos e incluso señalamientos por corrupción.

Sin que se conozcan los motivos de su salida de EdeEste, donde fue nombrado el 17 de agosto, Ozuna Tapia se despidió este jueves del personal de la empresa, según videos difundidos por empleados en redes sociales.

El cambio en la distribuidora eléctrica ocurre luego de que el propio jefe de Estado dijo en una entrevista con Alicia Ortega y Huchi Lora que las empresas de energía debieron avanzar más en sus gestiones.

En la víspera, el jefe de Estado suspendió por dos meses al administrador de la Lotería Nacional, Luis Michisiel Dicent, en medio de las investigaciones de la Procuraduría por un supuesto fraude millonario en al menos uno de los sorteos y las versiones de una de las implicadas que lo señalan como parte de la trama.

En la denominada Operación Coral fue mencionado el entonces director del Cestur, general Juan Carlos Torres Robiu, como parte del supuesto entramado de corrupción encabezado por el general Adán Cáceres Silvestre. Por eso puso su cargo a disposición del mandatario Abinader quien luego lo destituyó.

También en la Autoridad Portuaria iniciaron una investigación por supuestas anomalías en el puerto de Puerto Plata.

El primer escándalo de esta administración  generó la destitución del director  de Recursos Humanos del Ministerio de Salud, Miguel Antonio Mateo.

En esa institución, el mandatario también destituyó el 26 de febrero al entonces ministro Plutarco Arias en medio de cuestionamientos al fallido intento de licitar a sobreprecio jeringuillas para la vacunación contra el covid-19. Previamente había renunciado el jefe de gabinete, Robinson, y hace poco hizo lo propio la viceministra Ivelisse Acosta.

Otra que llegó al cargo con el reconocimiento de haber sido la alcaldesa más joven de la historia fue Kimberly Taveras. Al poco tiempo su nombre salió a relucir en unos contratos de recolección de basura. Tras el incidente tomó licencia como ministra y luego fue destituida por el mandatario.

De su lado, Leonardo Faña, un tradicional dirigente del PRM que en la oposición era de los más críticos del pasado gobierno, al llegar su partido al poder fue designado director del IAD, al poco tiempo su nombre fue vinculado a supuesto abuso sexual por lo cual fue suspendido por el mandatario.

Por el caso fue a prisión preventiva y ahora está en libertad condicional.

Otro ruido fue en el departamento de permisos de armas del Ministerio de Interior y Policía donde fue desvinculado el viceministro Víctor Miguel Polanco.