El acuerdo contempla también, incrementar la seguridad integral de los beneficiarios.

SANTO DOMINGO.- El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) y la Administradora de Subsidios Sociales (ADESS) firmaron un convenio de colaboración interinstitucional con el propósito de garantizar un suministro correcto de los productos que adquieren los beneficiarios de los programas sociales, a través de las ayudas que impulsa el Gobierno.

Con el acuerdo se busca la obtención de productos frescos, mayor inocuidad en el manejo de los mismos, una comercialización ajustada a los precios de origen, la recepción de información veraz y oportuna; que permita la adquisición de sus contenidos.

Los beneficios del acuerdo según la entidad son la inspección de los comercios adheridos a la Red de Abastecimiento Social-RAS-, intercambio de informaciones, asistencia técnica, conocimientos y experiencias sobre el consumo responsable; como un componente fundamental de la socialización, así como la estimulación de prácticas comerciales que contribuyan a la mejora sustancial de los programas asistenciales.

Según Eddy Alcántara, titular de Pro Consumidor,  sostuvo que el acuerdo vigilará a los proveedores que pertenecen a la RAS, con el fin de que cumplan con sus obligaciones frente al mercado de bienes y servicios.

De su lado, Digna Reynoso puntualizó que la firma de este convenio también tiene como finalidad penalizar a los dueños de comercios que aumentan los precios de los productos esenciales, días antes de transferir los montos a beneficiarios.

De acuerdo al comunicado de prensa ofrecido por la institución el acuerdo contempla también, incrementar la seguridad integral de los beneficiarios, a través de talleres educacionales, con el fin de promover las compras confiables, seguras y de calidad.

Estimular mejores prácticas entre los proveedores que suplen la RAS, para procurar la inocuidad de los alimentos de consumo y su correcta adquisición y fomentar entre consumidores la confianza en los rubros producidos en el país, a los fines de aportar a la estabilidad del productor nacional, son parte de los puntos convenidos.

También la realización de charlas, seminarios, conferencias y talleres, con el objetivo de transmitir a los beneficiarios informaciones relativas a las leyes de protección del consumidor, en el marco de la “Red de Protección Social”, así como su difusión, a través de los Centros Tecnológicos Comunitarios, Centros de Capacitación y Producción Progresando, Puntos Solidarios y la Red de Abastecimiento Social, están establecidos en dicho compromiso.

El mismo, que tiene una vigencia de cuatro años, prevé, además, la intervención de Pro Consumidor en los casos de denuncias a comercios integrados en la RAS, verificaciones periódicas y un mandato para la visualización de los precios, con la ayuda de su cuerpo de Inspectores, así como la colocación de carteles plegables, pantallas informativas u otros mecanismos, en colmados, minimarkets o supermercados que expenden alimentos a los beneficiarios de los subsidios sociales.