Tantos los parientes del occiso identificado como Carlos Manuel Batista Peguero, de 40 años, como los vecinos de la calle Hostos del sector Capotillo claman justicia por el hecho que ocurrió la tarde del martes.

SANTO DOMINGO. -La consternación, el clamor de justicia y el temor a la violencia se apoderaron este día del populoso barrio Capotillo de la capital, donde un hombre murió baleado por un encapuchado que en plan vía pública y ante la mirada atónita de testigos le disparó por la espalda a quemarropa.

El homicida, que fue grabado por cámaras de seguridad mientras huía, había acechado a la víctima antes de cometer el crimen, según varios testigos.

En medio del llanto y la impotencia el hermano de Carlos Manuel Batista Peguero recuerda las veces que éste lo visitaba en su lugar de trabajo para compartir con él.

La última vez que lo hizo, asegura que le contó un incidente que tuvo con un vecino de la calle Eugenio María de Hostos, lugar donde residía la víctima, en Capotillo, al que atribuye  el hecho.

Como se muestran en este video, Batista Peguero conversa con un amigo mientras realizan unos trabajos de construcción cuando una persona encapuchada le propina un tiro en la cabeza.

Otros videos que mostraron los familiares del occiso, se observa como el victimario vigila a Batista por un rato, mientras está sentado en un negocio ubicado casi al frente de la casa de la víctima.

Las cámaras de vigilancia de las casas y negocios del entorno captaron también el momento en que el hombre con capucha emprende la huida y aborda un vehículo sin placa, luego de cometer el hecho.

Bautista Peguero se ganaba la vida vendiendo empanadas para sustentar a su familia.

El vocero de la Policía Nacional, Miguel Balbuena, informó que la institución investiga el hecho que dejó en la orfandad a seis niños.