Disparo.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los restos de un raso de la Policía Nacional son velados esta noche por sus familiares, quienes acusaron de su muerte a un sargento de la misma institución, alegadamente porque lo envidiaba.

La víctima es Juan Pablo Rivera, de 28 años; quien fue ultimado a tiros supuestamente por el oficial identificado sólo como Linares.

El hecho ocurrió en la discoteca Makumba de Villa Mella.

Ambos policías eran compañeros de puesto del destacamento de la zona norte de Villa Mella.

El hoy occiso dejó un niño en la orfandad.