La intervención a la infraestructura de estos comercios impactará de forma positiva a 30 mil familias que viven en situación de vulnerabilidad.

SANTO DOMINGO.- Con el propósito de crear espacios donde las personas beneficiarias de los programas sociales puedan adquirir sus alimentos esenciales de forma digna y segura la Administradora de Subsidios Sociales (ADESS) puso en funcionamiento el novedoso programa de remozamiento y modernización estructural "Pueto pal Cambio".

La directora general de la ADESS, Digna Reynoso, explicó que la escogencia de los colmados, integrantes de la Red de Abastecimiento Social (RAS), se realiza bajo unos estrictos y rigurosos criterios de selección y que el citado esquema tiene como propósito convertir a los/as propietarios/as y dependientes de estos comercios detallistas de alimentos en ejemplos de buena práctica comercial y comportamiento ético.

"Con la mejora a la infraestructura de los colmados adheridos a la RAS se eleva la calidad del servicio brindado a las familias que están bajo la cobertura del programa Supérate, se construye una imagen que los identifique de forma estandarizada, se impulsa el crecimiento a la micro y pequeña empresa y a la vez, se les empodera como multiplicadores/as de la inclusión social y del cuidado al medioambiente", indicó la directora de la ADESS.

Para ser seleccionados beneficiarios/as de este programa, que establece el acondicionamiento de su planta física: paredes, techo, cambio de pisos, puertas, ventanas, baño, tramería, mostrador, pintura interior y exterior, así como la instalación de cámaras de vigilancia y paneles solares, los/as representantes de estos 22 establecimientos comerciales debieron cumplir con los siguientes requerimientos:

1- No haber incurrido en faltas al Reglamento de Funcionamiento de la Ras.

2- No poseer quejas registradas por beneficiarios/as con respecto al servicio brindado.

3- Tener una alta valoración por el servicio brindado a los/as residentes de su comunidad.

El programa contempla la instalación de paneles solares, iniciativa que les compromete a gestionar un ambiente más limpio. De igual forma, este nuevo esquema prevé la construcción de rampas en sus aceras, para que las personas con alguna discapacidad motora puedan ingresar a sus locales a hacer sus consumos sin mayores inconvenientes, siendo solidarios/as al asumir la inclusión social.

Los comercios escogidos constituyen una representación a nivel nacional de la política de acompañamiento a las micro, pequeña y mediana empresa (MIPYMES), establecida por el presidente Luis Abinader, con el fin de que estas dinamicen la economía en sus entornos, por lo que se evidencia la participación de las cuatro regiones del país: Dajabón, Valverde, Santiago, Espaillat, María Trinidad Sánchez, Sánchez Ramírez, Duarte y Monseñor Nouel, en la región Norte.

En la región Sur: Azua, Barahona, Bahoruco, Independencia, Elias Piña, San Juan y San Cristóbal. En el Este: El Seibo, Hato Mayor, Monte Plata, La Romana, San Pedro de Macorís, Santo Domingo y el Distrito Nacional. Pueto pal Cambio es producto de una estrategia de motivación con fines comunitarios derivada del programa Líder de mi barrio, el cual presenta una modificación en toda su estructura que lo convierte en el vehículo idóneo para transmitir la filosofía del Cambio hacia la modernidad, transformando las viejas prácticas de los/as pequeños/as comerciantes en oportunidades de crecimiento y desarrollo colectivo.