Digna Reynoso, directora de la institución encargada de pagar las ayudas sociales que otorga el Gobierno, mostró los logros de su gestión en la celebración del primer año.

SANTO DOMINGO.- La Administradora de Subsidios Sociales (ADESS), informó que transfirió $RD 60,670,016,117.00 (60 mil 670 millones, 16 mil 117 pesos) a 1,391,738 (un millón 391 mil 738) familias beneficiarias del programa Supérate, así como también, de los incentivos especiales que se otorga a los miembros de la Policía Nacional, de la Armada de la República Dominicana, los adultos mayores y a estudiantes de la educación Superior.

La directora general de la ADESS, Digna Reynoso, dijo que fueron entregadas unas 172 mil 419 tarjetas provisionales, en sustitución de las cédulas de identidad a los inscritos en “Quédate en Casa”, cumpliendo así con la encomienda de eliminar paulatinamente el vulnerable medio de pago virtual usado para trasferir los subsidios a los agregados, a raíz de la llegada de la pandemia de la COVID-19.

“Desde el 16 de agosto a la fecha fueron adheridos a la Red de Abastecimiento Social 141 nuevos establecimientos, entre los que resalta la incorporación del Merca Santo Domingo (MERCADOM), con lo que se cumple una aspiración de nuestro presidente Luis Abinader, de gestionar el suministro de productos frescos, de calidad y a bajos precios, ofertando, además, espacios dignos que provean comodidad y seguridad”, indicó Reynoso.

Dentro de los acuerdos firmados resaltan los del director ejecutivo de PROCONSUMIDOR y el del Instituto Dominicano para la Calidad (INDOCAL) para reforzar la supervisión de los establecimientos y para incluir la instalación de balanzas digitales, con lo que se pretende eliminar la discreción en el pesaje de los productos consumidos por las personas beneficiarias de los subsidios.

En materia de tecnología de la información (TIC) se creó el portal web de autogestión IVR QUEDATEENCASA, como espacio de consulta para cualquier afiliado al programa, se amplió el Centro de Contacto (Call Center) y se introdujo un Sistema de Respuesta Automatizada IVR, para enfrentar la alta demanda de información, a través de la central telefónica, de los beneficiarios afectados por las sustracciones al programa “Quédate en Casa”.

La Administradora de Subsidios Sociales recibió las recertificaciones a las normas que componen el Sistema Integrado de Gestión (SIG): ISO 9001:2015, de la Calidad; ISO 14001:2015, Gestión Medioambiental; INTE G38:2015, Igualdad de Género y la INTE G35:2012, de Responsabilidad Social. De igual forma, sobre la Prestación y Automatización de los Servicios Públicos del Estado Dominicano NORTIC A5, Desarrollo y Gestión de Software en el Estado Dominicano NORTIC A6 y la NORTIC DE ORO por la alta calificación en las certificaciones del OPTIC.

La titular de la ADESS llevó a cabo una gestión de socialización con los líderes representantes de las asociaciones y federaciones de comerciantes detallistas con el propósito de crear conciencia en el sector para eliminar las sustracciones de los montos de los subsidios de “Quédate en Casa”, actividad que permitió la realización de la campaña “No hagas Coro a la Delincuencia”, la cual fue difundida en la radio, televisión y redes sociales.

El programa Líder de mi Barrio fue transformado en Pueto pal’ Cambio, un nuevo esquema que remozó y modernizó 23 colmados adheridos a la Red de Abastecimiento Social (RAS) a los cuales, además, se les instaló cámaras de vigilancia, paneles solares y rampas para discapacitados, convirtiendo esos establecimientos en amigables, tanto para los participantes de los programas sociales como para el medioambiente.

A raíz de los reclamos por las sustracciones a los fondos del programa temporal “Quédate en Casa” la directora general de la ADESS gestionó con la Procuradora General de la República y el director de la Policía Nacional una serie de allanamientos a los establecimientos comerciales identificados, lo que produjo el sometimiento a la justicia de sus propietarios y el inicio de la recuperación y devolución de sus subsidios a un número determinado de beneficiarios defraudados por estos desaprensivos.