La calle fue inaugurada en un acto donde participaron la alcaldesa Carolina Mejía.

SANTO DOMINGO.- Desde este jueves la Calle A del sector María Auxiliadora cambia de nombre para llevar el de Los Salesianos, luego de que el Concejo de Regidores del Distrito Nacional acogiera una ordenanza que busca reconocer y honrar la labor de la Congregación Salesiana en beneficio de la sociedad dominicana, bajo el legado de Don Bosco.

La calle fue inaugurada en un acto donde participaron la alcaldesa Carolina Mejía, el vicealcalde Stalin Alcántara, el presidente de Concejo de Regidores, Elías Reynoso, el regidor Javier Nina, quien es el propulsor de esta ordenanza, también del Pastor José Pastor Ramírez, inspector Salesiano; regidores y regidoras del Distrito, líderes comunitarios y residentes del sector.

A lo largo de la historia dominicana los padres, monjas y misioneros Salesianos han estado inmersos en múltiples acciones e iniciativas que promueven la formación, el servicio social, paz, dedicación, en beneficio de niños, jóvenes y adultos, sobretodo en los sectores más humildes y vulnerables.

El proyecto de ordenanza que designa esta calzada con el nombre de la orden religiosa, y que fue aprobada a unanimidad por el concejo, hace un reconocimiento al trabajo que han realizado en la Ciudad de Santo Domingo, por sus aportes a la educación de la niñez y de la juventud; contribuyendo con la formación técnico profesional y aportando al desarrollo de un mejor futuro para la población más vulnerable de la capital, como lo forjó su fundador San Juan Bosco.

“Este día tiene una gran significación. Es algo bello e impactante poder nosotros como ciudad, como ayuntamiento, aprobar esta ordenanza”, manifestó el regidor Javier Nina, al tiempo que exhortó a los salesianos continúen evangelizando y ayudando a las comunidades.

“Nosotros queremos agradecer todo lo que han hecho por esta ciudad y pedirles que sigan manteniendo vivo el pensamiento de Don Bosco, de seguir formando buenos cristianos y honrados ciudadanos”, concluyó.

En tanto, la alcaldesa Carolina Mejía agradeció a la congregación salesiana por tantos esfuerzos por transformar y educar a los jóvenes y niños dominicanos.

“Pido al Señor que mantenga esa llama encendida en el corazón de todos esos hombres y mujeres consagrados a la vida de Jesús y a su palabra, para dar lo mejor de ellos en beneficio de los demás, especialmente de nuestros niños, niñas y adolescentes. Que el Señor nos reconforte en el servicio, que la gratificación de servir sea tan grande que nos de fuerzas diariamente para hacer lo mejor por nuestra gente”, manifestó la titular del cabildo.