El joven residía con su padre, Andrés Martínez, de 39 años de edad.

Por Luis Manuel Báez

SANTIAGO.- Un adolescente falleció a causa de herida cortopunzante en el cuello, que recibió con un casco de botella, mientras jugaba con unos amigos.

El hecho donde perdió la vida Anderson de Jesús Martínez Tejada, de 14 años, se produjo en el ensanche Mella I, de esta ciudad, donde residía junto a su padre, Andrés Martínez, de 39 años de edad.

El menor jugaba con otros dos adolescentes de 13 y 15 años, quienes informaron a los investigadores policiales que jugaban a ser artistas, cuando el occiso rompió con la pared una botella de cerveza, tropezó con una cadena de metal que estaba en la acera y cayó al pavimento, produciéndose accidentalmente la herida mortal que presenta.

El cadáver fue llevado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) para los fines legales correspondientes, no obstante, el caso está siendo investigado.