El Ministerio Público de esta provincia solicitó imponer prisión preventiva como medida de coerción contra un sacerdote a quien imputa de presunta agresión sexual en perjuicio de una adolescente de 15 años cuyo nombre se omite por razones legales y para preservar su integridad.

MONTE PLATA.-  El Ministerio Público solicitó prisión preventiva contra el sacerdote José Altagracia Rosario González a quien acusa de agresión sexual contra una adolescente de 15 años en Sabana Grande Boyá, pero en el expediente acusatorio se detalla que la menor declaró que con el cura se dio un beso.

En una entrevista realizada por una psicóloga forense y que figura adjunta a la acusación, la menor dijo que conoció al sacerdote en 2016 cuando era vicario y tras meses hablando y viéndose en la iglesia, se besaron cuando servían un brindis en la cocina de la parroquia de la Comunidad y luego no tuvieron más contacto.

Sin embargo, el reporte del INACIF revela que la supuesta víctima presenta evidencias de actividad sexual genital y paragenital, pero la adolescente sostiene que esto habría pasado con otra persona cuando tenía 12 años.

Tras otra entrevista realizada por una ginecóloga forense a la menor, la experta en peritaje genital concluye que "se nota que la misma tiene respuestas dirigidas a justificar los hallazgos encontrados en la evaluacion medica.....que no se producen con el guineo y el dedo que ésta le mencionó".

Según la menor representada por su madre en la acusación, cuando Rosario González fue ordenado sacerdote le contó lo sucedido al párroco de Sabana Grande de Boyá y le pidió que lo enviara lejos para evitar problemas porque supuestamente ambos estaban enamorados.

El sacerdote continúa preso en este departamento de Policía de Monte Plata hasta que sea trasladado este jueves al Palacio de Justicia donde se le conocerá la solicitud de medida de coerción que ya fue depositada.